Llevan otros 19 cadáveres a Cementerio Ministerial

Los restos de personas desconocidas se suman a los 20 inhumados este martes en el cementerio especialmente creado para ayudar en la identificación de cadáveres.
Los cuerpos trasladados tienen entre 6 y 7 años de haberse encontrado en fosas clandestinas.
Aún se espera el traslado de más cuerpos. (Rogelio Agustín)

Chilpancingo, Guerrero

La jornada de este jueves, personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Guerrero trasladó a las instalaciones del Cementerio Ministerial a 19 cadáveres no identificados má que permanecían en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo).

Estos se suman a loss 20 que fueron inhumados el martes 6 de diciembre.

El traslado se desarrolló de manera coordinada entre la Secretaría de Salud y personal de la FGE, quienes realizaron el traslado de los cuerpos que llegaron a Chilpancingo procedentes del puerto de Acapulco con diversas fechas de muerte.

Con este segundo bloque, son 39 los cuerpos que ingresan a lo que se denomina por la FGE como Cementerio Ministerial, que consta de gavetas debidamente selladas para garantizar un adecuado proceso de inhumación.

Cada gaveta tiene una placa metálica con número de averiguación previa y fecha de resguardo.

Ante las inconformidades que el martes 6 dieron a conocer familiares de personas desaparecidas, el vocero del gobierno estatal, Roberto Álvarez Heredia, confirmó que en forma previa se realizó la doble verificación de cada cuerpo, lo que implica un peritaje cuestionario ante mortem y post mortem.

El funcionario explicó que el manejo de los cuerpos se realiza bajo los protocolos homologados de necropsia, ya que en el Panteón Forense los cuerpos se preservan en un lugar específico, para que en la base de datos de genética creada se ingresen los perfiles de los familiares y se haga la correlación de manera sistematizada, previa práctica de los estudios correspondientes de los cuerpos identificables.

Eso implica que cada uno de los cuerpos depositados tiene sus datos respaldados en el banco de información de la FGE, esto, para que estén en condiciones de que sus familias los reclamen.

Álvarez Heredia anticipó que la próxima semana habrá más bloques de cadáveres que se depositarán en el nuevo Panteón Ministerial para revertir el problema de saturación y hacinamiento que ya se ha reportado en diferentes momentos.

"En el pasado, los cuerpos se metían en una fosa común, se les ponía cal y no había ninguna clasificación, la verdad es que era muy penoso para los deudos", anotó.


ERM