Policías recuperan a bebé robado en Lagos de Moreno

Los responsables son una pareja menor de edad que ya se encuentran ante la autoridad.

Lagos de Moreno

Policías municipales de Lagos de Moreno recuperaron un bebé que había sido sustraído de su hogar; los responsables son dos menores de edad, que pretendían huir con el recién nacido a bordo de una motocicleta.


Según narró una joven madre a la policía de Lagos de Moreno, se encontraba ella con su familia en una finca ubicada en el número 6 de la calle La Paz, en la colonia La Ladera, este miércoles por la mañana, pues estaban desayunando, cuando arribó una jovencita de nombre María Guadalupe, de 16 años de edad, quien era ahijada de la abuela del bebé.


Como la menor era conocida de la familia, se quedó en la casa sin levantar sospechas, pero al cabo de unos minutos se escuchó el llanto de un bebé, a lo que María Guadalupe preguntó si había algún niño pequeño, a lo que le respondieron afirmativamente.


La jovencita pidió cargar al pequeño para enseñárselo a su novio, que se encontraba afuera de la casa, pero la madre le respondió que primero le daría de comer y después lo podía tener en brazos, aunque sin salir de la casa.


Luego de que el bebé, un varón de tres meses de edad, fue amamantado, la sospechosa comenzó a cargarlo, pero desobedeció la petición de la mamá y se salió del hogar sin avisar; la familia corrió detrás de la menor y sólo alcanzaron a ver que se marchaba en compañía de un sujeto a bordo de una motocicleta.


Los familiares dieron aviso a la policía municipal y unas horas más tarde, unos patrulleros divisaron a una pareja con un bebé a bordo de una motocicleta de bajo cilindraje, en otro punto de la ciudad. Los oficiales marcaron el alto a los sospechosos y les preguntaron sobre el origen del recién nacido, sin poder dar una explicación convincente a los policías.


Minutos después la mamá del bebé fue avisada y al acudir a la comandancia de la policía reconoció al menor raptado como suyo, mientras que María Guadalupe y su novio Luis Enrique, de 17 años, quedaron retenidos, así como la moto en la que viajaban.