• Regístrate
Estás leyendo: “Avispones”, sin protección ni compensación: abogado
Comparte esta noticia

“Avispones”, sin protección ni compensación: abogado

La falta de una recomendación de la CNDH ha frenado el proceso.

Publicidad
Publicidad

La justicia no llegado a los jugadores del equipo de futbol Avispones de Chilpancingo a más de tres años de que fueron víctimas de intento de homicidio cuando policías municipales dispararon contra el autobús en el que viajaban en Iguala, Guerrero, durante los sucesos que derivaron en la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa.

Todos sus esfuerzos por una indemnización suficiente se han visto frustrados, porque la CNDH no ha emitido una recomendación sobre su caso y, paradójicamente, tampoco los ha reconocido como personas que sufrieron violación a sus derechos humanos, afirmó el despacho Osorio Infante Abogados.

La firma que representa legalmente a 23 víctimas del equipo de tercera división sostuvo que siguen viviendo en la zona con el riesgo que esto implica, además de que no cuentan con algún tipo de protección institucional.

El penalista Jhovani Eduardo Limón Osorio, socio fundador del despacho, dijo a MILENIO que empleados de la CNDH han argumentado que “no ha terminado las investigaciones y que tampoco tiene fecha para hacerlo”.

Explicó que esto ha ocasionado que estén imposibilitados jurídicamente para exigir una justa compensación a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas.

“Lo que hasta el momento se ha resuelto es una indemnización subsidiaria, que es un monto mínimo, insuficiente para tratar de compensar lo que sufrieron.

“Es gente que no tiene recursos, que carece de capacidad económica para salir de un estado tan violento como Guerrero, por eso falta algo muy importante que es que la CNDH se pronuncie, es fundamental que se les reconozca su calidad de víctimas, les ha negado la reparación punitiva”, explicó.

Limón Osorio comentó además que el amparo que otorgó la Segunda Sala de la Suprema Corte hace unos días a uno de los jugadores, en realidad no conlleva ningún beneficio y solo “revictimiza” a parte del equipo, porque implica volver a vivir lo que sufrieron.

“La Corte hizo lo políticamente correcto, pero en el fondo el amparo que se concedió fue otorgado por la segunda sala a la que competen casos administrativos y laborales, cuando debió haber sido la primera sala (asuntos penales y civiles) para fijar una indemnización justa”.

Sin embargo, sostuvo que la propia Corte emitió un acuerdo en octubre de 2016 en el que ordena a tribunales colegiados que suspendan sus resoluciones respecto a víctimas de violación a derechos humanos, lo que mantiene en stand by más de 20 amparos que ha interpuesto la defensa de Los Avispones.

Comentó que el despacho promovió el amparo que resolvió la SCJN para que se condenara a la CEAV a pagar daños punitivos, además de que para cuantificar los montos se le ordenara al organismo tomar como parámetro la sentencia del caso La Rochela, en la que el gobierno de Colombia fue demandado ante la CIDH.

La defensa sostuvo que lo adecuado en este asunto es que los más de 20 amparos similares que se han interpuesto, como el que se resolvió, sean llevados por la Primera Sala o al pleno de la SCJN porque se conjugan dos materias (penal y administrativa).

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.