No hay avances en caso de Los Arenales

Existen inconsistencias en las declaraciones de los testigos del multihomicidio ocurrido en Playas de Rosarito, debido al consumo de alcohol durante los hechos
Boleto Los Arenales
(Marcos Morales)

Tijuana

Aún no se tienen avances en las investigaciones sobre el multihomicidio ocurrido el domingo pasado en la zona conocida como Los Arenales, en Playas de Rosarito, donde murió un menor de 11 años de edad.

El subprocurador Contra la Delincuencia Organizada en el estado, José María González, explicó que existen inconsistencias en las declaraciones de los testigos, debido a que habían consumido alcohol cuando ocurrieron los hechos.

"Ahí ha habido una serie de contradicciones derivado del estado en que se encontraban los participantes del evento. Obviamente era un área donde todos estaban ingiriendo bebidas...no que sean contradictorios, realmente nadie aporta mucho a la averiguación previa, insisto, por el evento en sí. Estaban tomando, bailando, los músicos ya aportaron lo que tenían que aportar, que no es mucho", dijo.

Señaló que según las pruebas periciales, el ataque no fue contra ninguna de las tres víctimas; una de las hipótesis de la Procuraduría es que se trató de una persona que abrió fuego desde el vehículo sin un blanco en concreto.

El coordinador estatal Contra la Delincuencia Organizada, Miguel Ángel Guerrero, detalló que desde el día del ataque, los agentes han confirmado el uso de dos armas.

"Desde el principio se están manejando dos armas de fuego, una arma tipo de las llamadas 'cuernos de chivo' y un arma calibre 9 milímetros, entonces, las personas, todas las que estaban conviviendo, mencionan que ven los destellos por la oscuridad, se oyen los estruendos...todo mundo se tira al piso. Posteriormente se da a la fuga una -camioneta- Explorer color blanca, pero en sí ninguno menciona 'sabes qué, iba específicamente contra alguien'", explicó.

El alcalde de ese municipio, Silvano Abarca Macklis, a un dia de ocurrir la agresión ordenó restringir el consumo de alcohol y fiestas en el lugar, mientras se investiga si cuenta con los permisos para operar.