Juez autoriza a Oceanografía rentar barcos

El juzgador determinó que no existe impedimento alguno para que la empresa celebre contratos de arrendamiento de las embarcaciones que están a su disposición.
Barco "Caballo de mar" empleado para trabajos de buceo de saturación.
Barco "Caballo de mar" empleado para trabajos de buceo de saturación. (Tomado de la página web de Oceanografia)

Ciudad de México

Un juez determinó que los barcos a disposición de Oceanografía puedan ser rentados para que obtenga ingresos, esto a más de un año de que la empresa naviera y de construcción marítima fue asegurada por la Procuraduría General de la República por el delito de fraude.

"Este juzgador considera viable y autoriza que el administrador de la concursada Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) de manera conjunta con José Antonio de Anda Turati, conciliador designado en el presente asunto, realicen las gestiones necesarias y tendentes para celebrar contratos de arrendamiento de las embarcaciones", concluyó el juez Tercero de Distrito en Materia Civil del Distrito Federal.

A pesar de que las embarcaciones en su mayoría no son propiedad de Oceanografía o están hipotecadas, el 11 de febrero la empresa solicitó al juez informarle si era posible o existía algún impedimento legal para que pudiera rentar o celebrar contratos de fletamiento de las embarcaciones que tiene a su disposición.

Según el juzgador, algunas empresas se opusieron sin argumentos a que Oceanografía arrendara los buques y "no acreditaron el menoscabo que podrían sufrir con la autorización de rentar las embarcaciones que están en posesión de la concursada".

Antes de que se celebren contratos para rentar los buques, el juez solicitó al administrador de Oceanografía y al conciliador designado para este asunto, José Antonio de Anda Turati, presenten ante el juzgado el cronograma de actividades respecto a las embarcaciones sujetas a fletamiento.

También pidió que indiquen qué embarcaciones y a qué persona pretende arrendarlas, los programas de mantenimiento y asignación de matriculaciones, así como todos los pormenores de las relaciones que pretendan realizar.

Además de que detallen a los dueños de las embarcaciones las prestaciones que recibirán directamente por el arrendamiento y manutención de los buques para no dejarlos en estado de indefensión.