Tienen autogobierno 71 penales estatales: CNDH

A estas cárceles las califica con 6.21, pues entre sus deficiencias también está la falta de personal y carecen de acciones para prevenir fugas; a las federales les da 7.36 y a las militares 7.93.
El ombudsman Luis Raúl González Pérez dio a conocer los resultados en conferencia de prensa.
El "ombudsman" Luis Raúl González Pérez dio a conocer los resultados en conferencia de prensa. (Jesús Quintanar)

México y Pachuca

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) reveló que hay autogobierno en 71 penales estatales de 130 que fueron analizados, es decir, 54.6 por ciento de ellos.

Al presentar el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria (DNSP) 2015, el ombudsman Luis Raúl González Pérez señaló que los centros donde hay un deficiente control en el ejercicio de las funciones de la autoridad están en Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, Ciudad de México, Durango y Guerrero, entre otros.

Detalló que en 95 de las cárceles estatales falta personal de seguridad y custodia, y en 86 es precaria la prevención y atención de incidentes violentos, es decir, no cuentan con acciones para prevenir fugas, riñas o motines.

La comisión detectó también que 73 de estos centros tienen áreas de privilegios con presencia de objetos prohibidos, mientras que en 58 penitenciarias existen deficiencias en las condiciones materiales y de higiene; además, en 63 hay mala calidad en la elaboración y preparación de alimentos.

La CNDH analizó también la situación de 21 penales federales, de éstos en 16 se observó insuficiente personal de seguridad y custodia, lo que provocó escasa vigilancia.

Ocho de estos centros tuvieron carencias en las acciones para atender y prevenir acciones violentas, mientras que la misma cantidad presentó sobrepoblación y en 15 casos deficiencias en los programas para prevención de adicciones y desintoxicación voluntaria.

El ombudsman aseguró que en las tres prisiones militares analizadas no hay actividades laborales ni capacitación, lo que dificulta la reinserción laboral de los presos.

Según el diagnóstico presentado ayer, los penales estatales obtuvieron una calificación de 6.21, los federales 7.36 y los militares 7.93, situación que, afirmó González Pérez, “dista mucho de estar acorde” con lo que establece el artículo 18 de la Constitución.

Acompañado por la tercera visitadora Ruth Villanueva, advirtió que la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán y el motín en el penal de Topochico, en Monterrey, Nuevo León, han puesto en evidencia las vulnerabilidades y fallas del sistema penitenciario.

“No debemos esperar a que ocurran hechos graves dentro de un centro penitenciario para voltear a ver esta problemática”, advirtió.

Los estados que obtuvieron las mejores calificaciones en el diagnóstico fueron Guanajuato, con 8.02; Aguascalientes, 7.75; Baja California, 7.42; Chihuahua, 7.38 y Tlaxcala, 7.34.

En tanto, los menores promedios se presentaron en: Nayarit, 4.11; Quintana Roo, 4.43; Guerrero, 4.99; Hidalgo, 5.01, y Tabasco, 5.06.

En conferencia de prensa, González Pérez señaló que en este año se tuvo un mínimo avance de dos décimas, lo que representó una leve mejoría y no implica un avance “sustantivo”.

Subrayó que el diagnóstico no tiene por objeto descalificar a las autoridades o instituciones, sino llamar la atención y mejorar las condiciones de internamiento. Por ello urgió a que se concluya el proceso legislativo y se emita la Ley de Ejecución Penal con un perfil de derechos humanos que propicien la reinserción de los presos a la sociedad.

Insistió en que se simplifique el sistema penal acusatorio, se reduzca el número de presos sin pena y que solo esté en prisión quien se lo merezca.

EL CASO HIDALGO

Uno de los estados cuyos penales obtuvieron las calificaciones más bajas fue Hidalgo, al obtener un puntaje de 5.01.

Los cuatro centros de reinserción social de la entidad fueron evaluados así: Tulancingo, 4.42; Actopan,4.89, Tula de Allende, 5.01 y Pachuca 5.72, situación que lo convierte en un foco rojo.

De acuerdo con el informe, Hidalgo no solo reprobó la evaluación de 2015, sino que año con año su calificación ha venido a la baja: en 2011 obtuvo 6.37; en 2012, 5.76; en 2013, 5.44 y en 2014, 5.37.

Entre los problemas que detectó el organismo están sobrepoblación, hacinamiento, insuficiencia en los procedimientos para la remisión de quejas de probables  violaciones a los derechos humanos, insuficiencia de personal, actividades ilícitas y cobros, entre otros.

JUSTICIA ACCESIBLE Y EFICAZ

Mientras, en un acto con instituciones de educación superior y alumnos premiados en el Concurso de Juicios Orales, Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, aseguró que con el nuevo sistema de justicia penal el tiempo de resolución de un proceso se redujo de 185 a 30 días, además de que el costo promedio pasó de 15 mil a mil 500 pesos.

Garantizó que con su entrada en vigencia total en junio la justicia será más accesible, eficaz y oportuna, con lo cual se logrará el compromiso de Estado de tener una mejor justicia.

:CLAVES

‘ARTEMPATÍA’

Hijos de policías federales caídos en cumplimiento de su deber elaboraron pinturas en las que plasmaron sus sentimientos ante la ausencia de sus seres queridos.

Esas pinturas sirvieron para elaborar el libro Artempatía, que publicaron la Comisión Nacional de Seguridad en colaboración con la Secretaría de Cultura y la fundación Manos Manchadas de Pintura.

Renato Sales, titular de la CNS, dijo que ésta es “una revaloración de las policías, mujeres, madres, esposas, hijos e hijas que arriesgan su vida cotidianamente”.