Acuartelan a autodefensas en Huetamo

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, dijo que certificarán a las fuerzas rurales para su eventual ingreso a la nueva Policía Única, y que a partir de ahora todo civil armado será detenido.
Las autodefensas de Michoacán, encabezadas por José Manuel Mireles
Archivo. El líder y fundador de las autodefensa, José Manuel Mireles, estimaba que había cerca de 5 mil autodefensas en el estado. (Cartel Land Press)

Michoacán

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles informó que inició el "acuartelamiento" de integrantes de los grupos de autodefensa de la región de Huetamo, para iniciar el proceso de evaluación y certificación, que permita su eventual ingreso a las fuerzas policíacas convencionales.

El mandatario adelantó que a partir de este proceso de certificación "todo civil que ande armado y no acredite la procedencia de las armas, será detenido y consignado".

Los integrantes de los grupos de autodefensa y de Fuerza Rural, serán enviados a la Academia Regional de Policía, para que sean evaluados y certificados, dijo el mandatario estatal cuando asistió al campus de Ciudad Universitaria, donde inauguró dos edificios de las facultades de Ingeniería y Metalmecanica.

Ahí, reiteró su compromiso por consolidar un cuerpo policiaco único, en el que aquellos que presenten las condiciones óptimas y aprueben los requerimientos que exige el Sistema Nacional de Seguridad, podrán integrar la nueva Policía Única de Michoacán.

Apenas el pasado fin de semana, fuerzas militares arribaron a la región de Huetamo para iniciar labores de seguridad y contención contra grupos delictivos que operan en esa parte del territorio michoacano, donde la presencia de células criminales de Guerrero, Estado de México y Michoacán, disputan el control del territorio.

Durante su arribo, sujetos desconocidos ejecutaron a 4 personas en el interior de un bar, lo que pone de manifiesto la inestabilidad de la región.

Desde el lunes, integrantes de la Policía Militar, en coordinación con fuerzas estatales y de la Policía Federal realizaron las primeras acciones operativas. En ellas, se logró la detención de El Chiquilucas, presunto líder de los grupos de autodefensa de Huetamo y a cuatro de sus escoltas, entre ellos un menor de edad, que fue puesto a disposición de las autoridades competentes.

Según reportes de la Procuraduría de Justicia del Estado, el líder los autodefensas fue detenido en posesión de armas de uso exclusivo del Ejército y no pudieron comprobar su legal posesión. Asimismo, la autoridad judicial informó que el líder armado se encuentra bajo varios procesos de investigación por su presunta participación en delitos de alto impacto.

Hasta el momento, no se ha precisado el número exacto de cuántos autodefensas existen en los municipios michoacanos, pero en sus inicio, el líder y fundador de los grupos de autodefensa, José Manuel Mireles Valverde consideraba que los efectivos podrían superar los 5 mil.

Tras el proceso de reclutamiento ofrecido por Alfredo Castillo Cervantes, ex comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral de Michoacán, las fuerzas de autodefensa fueron desarticuladas y convertidas en Fuerza Rural y Fuerza Ciudadana, aunque el proyecto policiaco nunca logró consolidarse y cayó en un marco de incertidumbre y caos, principalmente el regiones convulsas de tierra caliente.