Ya son 51 casos de violación

En un comparativo al cierre de 2013, se registraron únicamente 60 casos de abuso sexual en La Laguna de Durango, sin que se registraran avances en las investigaciones.
La Vicefiscalía informó del caso de un velador que violaba menores de edad.
El grupo especial de la DEI ubicado en la región no ha tenido buenos resultados. (Milenio Digital)

Laguna de Durango

Los casos de abusos sexuales en agravio de mujeres en La Laguna de Durango continúan en aumento, al contabilizarse ya 51 casos de violación en lo que va del presente año, cuando al cierre del 2013 en Gómez Palacio y Lerdo, solo se registraron 60 casos.

En algunos casos, ya se ha logrado la detención de los responsables, específicamente en cinco casos en lo que va del año, sin embargo, las agresiones que se han denunciado en contra del violador serial, continúan presentándose sin que las autoridades de seguridad logren dar con su paradero.

Pese a que desde hace casi un mes, el grupo especial de la Dirección Estatal de Investigación llegó a la región para atrapar al agresor, no se han tenido los resultados esperados, pues en menos de ocho días, se han registrado dos casos más.

Uno de ellos se dio a conocer por elementos de la Policía Estatal Acreditable (PEA), ya que de otra manera, el Vicefiscal de la Región Laguna, Gerardo Salazar Mejorado, trata de ocultar este tipo de hechos con el fin de no alertar a la ciudadanía y hacer creer que cada vez son menos los casos que se generan.

En lo que va del mes de abril, se han registrado cinco violaciones en Gómez Palacio y una más en la colonia Del Valle en Lerdo.

De dicho caso se dio a conocer por el personal de la PEA que en el ejido Manila de Gómez Palacio, lugar donde se logró la detención de Luis Felipe Carrasco, de 18 años de edad, quien presuntamente abusó sexualmente de una joven.

En base a la información presentada, elementos de seguridad acudieron al ejido que se ubica sobre la carretera a Jiménez, a la altura del kilómetro 17, ya que se había reportado un abuso sexual.

Cuando los policías llegaron al ejido, la joven afectada señaló a un hombre que intentaba darse a la huída corriendo, pero fue alcanzado metros adelante. En su declaración, la joven dijo que Luis Felipe se acercó a ella para platicar, pero de pronto intentó tocarla, pero ella se resistió.

Fue entonces que la tiró al suelo y abusó de ella sexualmente y cuando logró su cometido, el sujeto intentó huir, pero unas personas ya habían solicitado el apoyo de autoridades, logrando así la captura y traslado al Centro de Reinserción Social número uno de Durango capital del imputado.