• Regístrate
Estás leyendo: Atención personalizada a adolescentes infractores
Comparte esta noticia
Domingo , 17.06.2018 / 21:21 Hoy

Atención personalizada a adolescentes infractores

Sólo quince supervisores se encargan de verificar que los jóvenes en conflicto con la ley cumplan las medidas impuestas por el juez especializado.

Publicidad
Publicidad

Elda Arroyo

Los adolescentes que se encuentran internos en el Centro de Atención Integral Juvenil –a donde son enviados una vez que un juez especializado determina que su conducta tipificada como delito grave– reciben un tratamiento personalizado y con seguimiento aún en su liberación, pese a que sólo hay quince supervisores para esta tarea, informó Roberto Lares Gil, comisario de Ejecución de Medidas de Prevención Especial y Adaptación Social.

Actualmente, La Granja, como se le conoce a esta institución en donde sólo están los jóvenes que fueron sentenciados por la gravedad de su conducta como robo calificado, homicidio calificado, entre otros, tiene una población de 159 adolescentes, mientras que en el Centro de Observación, Clasificación y Diagnóstico –antes llamado Tutelar– hay 235, entre ellos trece mujeres, de las cuales tres fueron sentenciadas.

Lares Gil señaló que, a diferencia de los adultos y por tratarse de situaciones distintas en las que los núcleos familiares son determinantes para que un adolescente incurra en una actividad delictiva, el proceso de reinserción social debe ser personalizado tomándose en cuenta a la familia, sin embargo, se tienen documentados casos en los que los jóvenes quedan en el abandono, pues los padres no los visitan y es el Estado quien debe hacerse cargo de ellos.

“Se trabaja con la familia, pero con la familia que nos permite hacerlo, hay muchas familias que, primero, ni los visitan y cuando los vistan yo hablo con un psicólogo y él con la mamá, quien de inmediato demuestra la incapacidad de haber podido educar a su hijo y lejos de corregirlo le da el apoyo y se pone en contra de la institución”, explicó el encargado de la supervisión de los menores que reciben condenas por su conducta.

Lares Gil informó que alrededor de 2 mil 600 adolescentes, quienes cometieron algún tipo de infracción considerada leve o menor, están en la calle porque así lo consideró un juez, sin embargo, es competencia de la Fiscalía en Reinserción Social hacer la supervisión de los mismos y en caso de encontrar irregularidades reportarlas a los tribunales para que se revoquen dicha medida y se ordene el internamiento.

En el caso de los robos calificados, homicidios y delitos contra la salud, conductas que son consideradas como graves, los menores llevan un tratamiento más profundo y que requiere de un personal más especializado además de lo contemplado por el tribunal, explicó Lares Gil, quien destacó que en el caso de que los adolescentes no hayan concluido sus estudios, son obligados por la ley para que no queden truncos.

Claves

Ejes de la reinserción social

- Educación

- Trabajo

- Capacitación para el trabajo

- Salud

- Deporte

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.