Suman mil 45 ataques a las fuerzas armadas

Mandos castrenses afirman que la reducción de enfrentamientos es consecuencia de la fragmentación de los grupos criminales.
En el sexenio de Felipe Calderón hubo 2 mil 805 choques.
En el sexenio de Felipe Calderón hubo 2 mil 805 choques. (Cynthia Valdez)

México

En lo que va del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto se han contabilizado mil 45 agresiones directas contra militares por grupos de la delincuencia organizada. Pese a episodios recientes, como la emboscada en Culiacán —donde cinco soldados fueron asesinados— la tendencia ha ido en descenso en la actual administración.

Mandos de la Defensa Nacional dijeron a MILENIO que la reducción en el número de choques es consecuencia de la fragmentación de los grupos criminales ante las operaciones que ha realizado en su contra el gobierno federal, a través de labores de inteligencia y de las fuerzas armadas.

"Paulatinamente hemos fragmentado sus órganos de mando y control, por lo que esas organizaciones se han atomizado", afirmaron.

Indicadores de la dependencia revelan que en los cuatro años de la actual gestión han fallecido 76 elementos del Ejército y Fuerza Aérea por disparo de arma de fuego durante enfrentamientos.

Según el informe Agresiones contra el personal militar 2007-2016, durante este año se han registrado al menos 102 acometidas de criminales, en las que destacan por el número de víctimas y saña con que se perpetraron el derribo de un helicóptero de la FAM por parte del cártel de Jalisco Nueva Generación el 1 de mayo de 2015, así como el asesinato de cinco militares el viernes en Culiacán.

En 2013 se registraron 482 agresiones; en 2014, 276, y para 2015, 185 agresiones. Durante 2016 se contabilizaron al menos 102 en las que murieron.

Tamaulipas y Jalisco tienen el mayor número de decesos de efectivos del Ejército con 24 y 17 casos respectivamente; le siguen Sinaloa y Michoacán con ocho.

Durante el sexenio de Felipe Calderón hubo 2 mil 805 agresiones contra militares; en 2007, 48; 2008, 106, y durante 2009, 207; aunque los años más cruentos fueron 2010 (621), 2011 (mil nueve) y 2012 (814).

Si se toma en cuenta la tendencia de los enfrentamientos que se registraba en la pasada gestión, particularmente en los últimos tres años, la cifra en el primer trienio del gobierno de Peña muestra un descenso considerable.

Esto debido a que en la segunda mitad de la pasada gestión federal se contabilizaron 2 mil 444 agresiones y en lo que va del sexenio actual la cifra se ubica en mil 45.

Además que de acuerdo con otro reporte de la institución, en este sexenio se lograron reducir a "cero" los casos de soldados con el estatus de "desaparecido". Durante 2015 y 2016 no se ha registrado uno solo; en 2014 se abrieron 130 expedientes de baja por esta causa.

A su vez, el último soldado levantado y ejecutado por delincuentes se reportó en abril de 2012, es decir, durante la administración calderonista, sin que se haya registrado hasta el momento otro caso.