Eliseo no es escolta y no vamos a especular sobre lo ocurrido: Alfaro

Pidió a las autoridades se hagan cargo de la investigación y afirmó que no pedirá servicio de escoltas.
La mañana de este sábado, Enrique Alfaro junto con su esposa asistieron al hospital privado en el que está internado Eliseo Serrano.
La mañana de este sábado, Enrique Alfaro junto con su esposa asistieron al hospital privado en el que está internado Eliseo Serrano. (Arturo Ramírez)

Guadalajara

Tras el ataque a balazos durante la noche de este viernes  a Eliseo Serrano, colaborador del alcalde electo de Guadalajara Enrique Alfaro, el político aclaró que su empleado no pertenece a ninguna Corporación  por lo que no está asignando, tampoco está  armado y su trabajo es ser el chofer de la familia del emecista.

"Quisiera hacer unas precisiones, primero que no es escolta, mi esposa no tiene escolta. Eliseo ni siquiera está armado. Quiero aclarar eso. No es parte de alguna Corporación policiaca, nadie lo comisiono,  es una gente que trabaja para mi desde hace tiempo,  que la acompaña sin andar armado ", dijo Enrique Afalro.  

El alcalde electo criticó la información que dio a conocer respecto a que el ataque se debía a un intento de asalto cuando ni siquiera hubo una investigación para conocer los motivos.  Respecto a cuáles podrían ser las causas,  Alfaro dijo que no sería irresponsable como la Fiscalía al hacer hipótesis.

"Cinco minutos después de los hechos estaban diciendo qué era un robo sin una investigación de por medio ¿qué les pasa? ¿qué le pasa al fiscal?  ¿qué les pasa a las autoridades? ", añadió.  

La mañana de este sábado, Enrique Alfaro junto con su esposa asistieron al hospital privado en el que está internado Eliseo Serrano. Su estado de salud es estable aunque se encuentra en terapia intensiva. Recibió tres balazos,  le retiraron dos balas y sin embargo no se ha podido retirar la que se incrustó en el páncreas.  

"Solamente le pregunté qué opinaba y él me dijo que había sido algo muy raro (...) Estaba mi esposa, fue a cenar con algunas amigas en Providencia y él estaba a unos metros de distancia donde estaba cenando y parece que llegó alguien, le dijo muevete", relató.  

Luego le dispararon a Eliseo, él se movió al asiento del copiloto y bajo por esa puerta y el atacante nada le robó. Al escucharse los impactos de bala, la gente del restaurante corrió y salió. La esposa de Enrique Alfaro se escondió en el baño del lugar hasta esperar que algún familiar llegara.

Enrique Alfaro no quiso especular si dicho acto se debía a un ataque directo a su personal y familia. Pidió a las autoridades se hagan cargo de la investigación y afirmó que no pedirá servicio de escoltas.