Líder de 'Los Ardillos' ordenó por teléfono matar a policías

Arístides Loreto Macario, presunto jefe de plaza de 'Los Ardillos' y detenido ayer por policías federales, ordenó el asesinato de tres agentes en Chilapa, Guerrero.
Con llamada, líder de 'Los Ardillos' ordenó asesinato de policías en Chilapa, Guerrero.

Ciudad de México

A través de una llamada telefónica, el presunto jefe de plaza de 'Los Ardillos' en Chilapa, Guerrero, Arístides Loreto Macario, detenido ayer por policías federales, ordenó el asesinato de tres agentes en Guerrero.

En la conversación que consta en la averiguación previa se escucha:

AL -¿Qué onda?

B -Te mandé esa madre

AL -¿Qué cosa?

B -El fierrillo

AL -¿El qué?

B -El fierrillo

AL -Ah, órale, este,

B- ¿Ya llegó aquel güey?

AL- ¿El Pelón?....

B -No, el otro güey

AL -¿Quién se lo llevó para allá güey?

B -¿Ah?

AL -¿Qué quién se lo llevó para allá o qué?

B -(….) ya lo traía y no me acordaba

AL -No mames, ese güey, te dije que no llevaras nada, bueno… ya, ya lo recibieron

B -Ah bueno, todavía no pasa esa madre

AL -'ira carnal, nomás como van, entran, accionan y se salen

B -Simón, simón, yo traigo sueño, me voy a regresar a dormir, me regreso y me…

AL -Sale, güey.

Ayer, elementos de la División de Investigación de la Policía Federal capturaron en la comunidad de Acatlán a Arístides Loreto Macario, alias 'El Marino' o 'Marino' e identificado como presunto jefe de plaza de 'Los Ardillos' en Chilapa; a Juan Hernández Núñez, 'El Pelón o Amarillo', y a Alan Noé Maciel, 'El Largo' o 'El Flaco' por su presunta responsabilidad en el asesinato de tres policías federales el viernes de la semana pasada.

Durante su detención, los policías también aseguraron tres armas largas, 24 cargadores y más de 749 cartuchos de diferentes calibres, así como tres paquetes de mariguana, tres bolsas con polvo blanco similar a la cocaína.

Los uniformados también encontraron un arma blanca, un vehículo marca Nissan tipo Tsuru blanco, 10 teléfonos celulares y ropa táctica.

Los detenidos y objetos asegurados fueron puestos a disposición del Ministerio Público adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) en la Ciudad de México.

De acuerdo con testigos, la agresión contra los policías ocurrió alrededor de las 14:20 horas del viernes, mientras los uniformados comían en el área de fondas del mercado central.