Encuentran en NL cuerpo de ex alcalde de Nuevo Laredo

Junto con el cadáver de Benjamín Galván Gómez, localizado en el municipio de García, estaba otro, de quien se presume sea del empresario Miguel Ángel Ortiz.

Monterrey

Uno de los dos cuerpos encontrados en la caja de una camioneta el 28 de febrero en el municipio de García es del ex alcalde de Nuevo Laredo, Benjamín Galván Gómez, confirmó ayer el procurador de Justicia, Adrián de la Garza Santos.

Aunque para las autoridades de Nuevo León, el otro cadáver no ha sido identificado oficialmente, la Procuraduría de Justicia de Tamaulipas aseguró que se trata del empresario Miguel Ángel Ortiz.

Tanto el ex edil como el empresario fueron plagiados el pasado 27 de febrero cuando salían de una farmacia en Nuevo Laredo, señaló la Procuraduría de Tamaulipas.

Fue esta dependencia tamaulipeca la que primeramente informó sobre la identificación de los cuerpos, los cuales tenían más de 30 días en el anfiteatro del hospital Universitario.

Un día después del doble plagio, dos cuerpos fueron hallados maniatados y envueltos en una cobija en la caja de una camioneta en una brecha de la comunidad La Candelaria, en el municipio de García, en los límites de Nuevo León y Coahuila.

Ambas personas  se encontraban en la caja de una camioneta Dodge Ram en color blanca y con placas de circulación del estado de Coahuila, la cual no contaba con reporte de robo.

La Procuraduría de Tamaulipas reportó que hasta el 31 de marzo mediante pruebas periciales se identificó al ex alcalde y empresario fronterizos.

En el boletín, el Gobierno de Tamaulipas lamentó el deceso de Benjamín Galván Gómez y Miguel Ángel Ortiz y se comprometió a continuar con las investigaciones del doble crimen.

Por su parte, el procurador de Justicia de Nuevo León, Adrián de la Garza Santos, dijo que la familia del ex munícipe lo identificó en las instalaciones del Servicio Médico Forense.

Dijo que el hallazgo de los cuerpos, ocurrido el 28 de febrero, fue derivado del testimonio de un sujeto que habían detenido en posesión de armas a bordo de su vehículo, sin que durante todo este tiempo se supiera que una de las víctimas era el ex alcalde.

La persona que dio la información fue el ex militar Carlos Pérez González, quien aportó datos también sobre una noria donde un grupo de la delincuencia había dejado cuatro cadáveres.

El procurador de Justicia comentó que este detenido confesó que, junto con otros sujetos, recibió una camioneta procedente de Nuevo Laredo con los dos cadáveres, y a un acompañante suyo se le ordenó dejarla en territorio de Coahuila.

La Dodge Ram fue conducida por brechas de Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León, dada la situación de ilegalidad en la que incurría su chofer.

Sin embargo, la camioneta no fue abandonada en Coahuila, como eran las indicaciones, motivo por el cual, según el detenido, su acompañante fue asesinado días después, y su cuerpo fue encontrado junto con otros tres cadáveres en una noria en Salinas Victoria.

Fuentes allegadas a la investigación revelaron que el encargado de abandonar la camioneta era Oziel Enrique Medina Rangel, alias "El Trompas", jefe de una célula delictiva que tenía su operación en Zuazua y Marín, a quien se le atribuye además el secuestro de un prestamista en el municipio de Marín, a quien asesinaron y descuartizaron en un terreno baldío cerca de la cabecera municipal de Zuazua.

Por lo pronto, el cuerpo del ex alcalde ya fue sacado del Semefo y todavía se encuentra ahí el otro cadáver, que presuntamente sería del empresario Miguel Ángel Ortiz.