Piden investigación a fondo en caso de Gregorio Jiménez

El periodista de Veracruz, Gregorio Antonio Hernández, demandó que en el homicidio de su colega no se descarte ninguna línea de investigación, ya que reporteó secuestros y 'levantones'.
Los reporteros de Chilpancingo se manifestaron en la ciudad.
Los reporteros de Chilpancingo se manifestaron en la ciudad. (Rogelio Agustín Esteban)

Ciudad de México

El gobierno de Veracruz quiere "desligar totalmente" el quehacer periodístico de Gregorio Jiménez de la Cruz de su homicidio, cuando hay indicios de que su trabajo pudo ser el móvil del asesinato, acusó el también periodista local Gregorio Antonio Hernández.

El corresponsal de Radio Lobo, reportero del Gráfico Sur de Coatzacoalcos y director general del sitio infolinks.com.mx señaló que, como reportero de la fuente policiaca, Goyo reporteó hace aproximadamente un año el desmantelamiento de una banda de secuestradores, así como un repunte en los plagios y 'levantones' en los últimos tres meses.

"Consideramos que esto llevó a que nuestro compañero esté muerto, es el sentir generalizado de nuestros compañeros", comentó en entrevista para MVS Radio.

Destacó que Jiménez de la Cruz dio cobertura periodística al plagio, el pasado 18 de enero, del líder de la CTM en Villa de Allende, Ernesto Ruiz Guillén, cuyo cuerpo apareció junto con el de Goyo en una fosa en el municipio de Las Choapas.

Gregorio Antonio Hernández no descartó que el móvil en el homicidio de Goyo pueda ser la venganza personal de Teresa de Jesús Hernández Cruz o Bertha Arias, dueñas de los bares "El Palmar" y "El Mamey".

Pero comentó que familiares de estas personas acudieron ante la autoridad ministerial para manifestar su inocencia; incluso Bertha Arias, dijo, acusó que fue torturada para sacarle información.

Ante estas otras versiones, exigió que "se lleve a cabo una investigación seria" del caso, que no se descarte ninguna línea de investigación. Afirmó que esa es la demanda de todo el gremio en el estado.

También llamó al gobernador Javier Duarte, así como a los titulares de la Procuraduría de Justicia y de la Secretaría de Seguridad estatal, a renunciar si no pueden garantizar la seguridad de los veracruzanos.