Asesinan a 10 hombres en Valle San Miguel

Los cuerpos, que fueron decapitados, se encontraron al interior de una casa en una colonia privada de Apodaca.
En Apodaca fueron asesinadas diez personas.
La colonia cuenta con caseta de vigilancia y circuito cerrado. (Iram Oviedo)

Monterrey

Los cuerpos de diez hombres degollados fueron localizados al interior de un domicilio en una colonia residencial, en el municipio de Apodaca, la madrugada de hoy.

El hallazgo, que provocó la movilización de las autoridades municipales y estatales, sucedió al rededor de las 00:20 en el cruce de las calles Valle de San Pablo y Valle de San Felipe, en la colonia Valle San Miguel Primer Sector, pero hasta el momento la Procuraduría de Justicia del Estado no ha revelado la identidad de los fallecidos.

Las autoridades informaron que, según testigos, el sábado desde las cuatro de la tarde el dueño de la casa marcada con el número 118 de la calle Valle de San Pablo,  estaba ingiriendo bebidas embriagantes con tres o cuatro personas. Además, relataron que dos personas se encontraban a bordo de un auto Century color blanco a cierta distancia del domicilio.

También señalaron que tres desconocidos rondaban el área del parque que se encuentra dentro de la colonia, sin que los vecinos le dieran mucha importancia.

Agregaron que en una motocicleta se encontraba un sujeto portando una mochila de las llamadas "mariconera", y que en un camión de mudanzas había dos individuos de manera sospechosa.

Los colonos informaron que el sujeto de la motocicleta ingresó a la casa ya mencionada junto con dos individuos, pero que no escucharon detonaciones de arma de fuego ni gritos. Sin embargo, otro testigo aseguró que vio a hombres fuertemente armados y sí escuchó balazos.

Después, dijeron haber visto a un hombre robusto que entró y salió, sin precisarse en qué tipo de vehículo se alejó de la casa.

Tampoco se dijo qué relación tenían los individuos que estaban afuera de manera sospechosa con el dueño de la vivienda y los que tomaban junto con él.

Los vecinos se acercaron a la casa en la madrugada al ver la puerta abierta, y entonces observaron algunos de los cuerpos al interior del domicilio.

Posteriormente, elementos de la Policía de Apodaca y de la Agencia Estatal de Investigaciones llegaron al lugar para iniciar con las indagatorias al darse la voz de alerta.

Se asegura que seis de los cadáveres estaban en la sala, mientras que los otros cuatro en el baño, además tenían las manos amarradas por detrás, con cinchos.

Los testigos y el guardia de seguridad fueron interrogados a fondo y se analizan las credenciales de elector que toda persona deja al ingresar a una colonia privada, así como las placas de los vehículos, además los investigadores se encargaban de analizar las cámaras de circuito cerrado.

No se informó tampoco, cuánto tiempo tenían viviendo en esa casa los ahora occisos, pero se espera un informe oficial por parte de la Procuraduría de Justicia.