• Regístrate
Estás leyendo: Asesinada en García había denunciado violencia familiar
Comparte esta noticia

Asesinada en García había denunciado violencia familiar

Cindy, de 25 años, tenía problemas con su ex pareja desde hace varios meses, pues sufría agresiones físicas y verbales. 

Publicidad
Publicidad

La joven que fue hallada muerta el martes en García habría sido víctima de un incidente pasional y, aunque hasta ahora no cuentan con indicios que lo vinculen, las autoridades sospechan de su ex pareja.

El hombre fue ubicado y entrevistado por los agentes ministeriales horas después del hallazgo del cuerpo, pero negó cualquier relación con el crimen, aunque en su momento la víctima lo denunció dos veces por violencia familiar.

Fuentes policiacas señalaron que Cindy Esmeralda Martínez Ramos, de 25 años de edad, laboraba como obrera en una empresa de Santa Catarina. Dejó dos hijos pequeños y estaba separada.

TE RECOMENDAMOS: Hallan el cadáver de una mujer en canalón

Ella vivió su infancia y adolescencia en la colonia Independencia, de Monterrey, donde contaba con familiares.

Al irse a vivir en unión libre con el joven, se mudó a la colonia Nuevo Amanecer, del municipio de García.

Según algunos conocidos, ella tenía problemas con su pareja desde hace varios meses, pues sufría de agresiones físicas y verbales.

Durante el tiempo que estuvieron juntos, la afectada presentó dos denuncias ante el Ministerio Público por el delito de violencia familiar, pero nunca fructificaron.

De un tiempo a la fecha la víctima habitaba en la colonia Paseo de Capellanía, en la misma localidad, donde no solía convivir con amistades o vecinas.

Su vida trascurría entre el cuidado de sus dos hijos y el trabajo en la zona industrial de Santa Catarina, hasta que alguien la asesinó a golpes.

El cuerpo de Cindy fue encontrado a temprana hora del martes en un pequeño arroyo o desagüe de la colonia Las Bugambilias, en García, a la altura de las calles Maravillas y Orquídea.

Estaba semidesnuda y presentaba severas fracturas en el cráneo, pues fue golpeada con un bloque de concreto, objeto que estaba junto al cadáver, impregnado de sangre.

Martínez Ramos vestía únicamente una blusa roja de manga corta y calcetas negras. Su pantalón de mezclilla y la ropa interior estaba a pocos metros.

Los elementos ministeriales dialogaron con los habitantes de ese sector, ubicado atrás de una tienda de abarrotes, pero nadie aportó información.

Trascendió que los agentes cuestionaron a la ex pareja de la ahora occisa, pero él negó cualquier relación con los hechos, y no se encontraron inicios que lo involucraran.

Las autoridades no descartan inspeccionar, mediante orden de cateo, el domicilio del sospechoso, cuyos datos personales no fueron revelados por cuestiones de procedimiento legal.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.