Asesina a su pareja; confiesa crimen 6 años después

Luis Ernesto Pérez Sandoval ingresó esta mañana al penal del Topo Chico, luego de confesar haber matado a su pareja en la Nochebuena de 2009.
El cuerpo permaneció enterrado en la parte trasera de la casa del agresor.
El cuerpo permaneció enterrado en la parte trasera de la casa del agresor. (Yadith Valdez)

Ciénega de Flores

Un hombre se entregó a las autoridades confesando ser el responsable del homicidio de su concubina, ocurrido seis años atrás en Ciénega de Flores.

Luis Ernesto Pérez Sandoval, de 48 años de edad, confesó haber asesinado a su pareja sentimental, María Guadalupe Martínez Vargas, de 34 años de edad al momento de su muerte.

Según narró, el 24 de diciembre del año 2009 pasaron la Nochebuena en su domicilio, ubicado en la colonia Portal de los Alcalá, cenando, bebiendo alcohol y bailando.

Sin embargo, ya entrada la madrugada y bajo el influjo de las bebidas embriagantes, comenzaron a discutir cuando Martínez Vargas le reclamó a Pérez Sandoval el hecho de que se sintiera atraído hacia su hija, de 15 años de edad.

Él lo negó e incluso aseguró que él la consideraba una hija legítima pero, sin llegar a ningún acuerdo, él decidió irse a dormir, no sin antes pedirle a su pareja que bajara el volumen de la música.

Ella se rehusó y, por el contrario, subió más el volumen, así que inició un forcejeo entre ambos durante el cual Pérez Sandoval asfixió a Martínez Vargas, dejándola sobre la cama.

Posteriormente, salió a fumar y a caminar. Cuando regresó, sacó el cuerpo a la parte trasera de la casa, excavó un pozo y lo enterró. Después, mintió a la hija de la occisa, diciéndole que su mamá lo había abandonado, por lo que la menor interpuso una denuncia por desaparición.

Fue hasta este miércoles, 10 de agosto de 2016, que Luis Ernesto Pérez Sandoval decidió confesar el delito y fue internado en el penal del Topo Chico donde será procesado por homicidio calificado.

Con información de Yadith Valdez.

PZVB