• Regístrate
Estás leyendo: Tras asalto millonario, AEI revisa cámaras de seguridad
Comparte esta noticia
Martes , 20.11.2018 / 21:13 Hoy

Tras asalto millonario, AEI revisa cámaras de seguridad

El robo ocurrió el pasado martes en el municipio de San Nicolás.
Publicidad
Publicidad


Para tratar de resolver el asalto millonario cometido el martes en San Nicolás, la Agencia Estatal de Investigaciones recaba y revisa las imágenes captadas por sistemas de videovigilancia instaladas en negocios cercanos al sitio de los hechos.

Del mismo modo, los peritos de la Fiscalía Estatal analizan y comparan diversas huellas dactilares que fueron recabadas en el vehículo de los afectados, el cual fue manipulado por los maleantes.

Hasta el momento las autoridades carecen de pistas concretas para resolver el caso, pero esperan obtener testimonios, pruebas e indicios que les permitan identificar a los responsables del atraco.



Para los ministeriales, como es común en este tipo de ilícitos, resulta por demás sospechoso el proceder del personal bancario que atendió a los afectados del robo con violencia.



Lo anterior en virtud de que no se explica cómo fue que los delincuentes se dieron cuenta de que determinados clientes del banco transportaban una importante suma.


La Policía espera que también los análisis de las huellas dactilares recolectadas en la cajuela del auto de las víctimas permitan identificar a los maleantes, en caso de que alguno o ambos cuenten con antecedentes penales.


Este caso fue reportado poco antes de las 15:00 horas del martes en el estacionamiento de la plaza comercial San Jorge, de las avenidas San Nicolás y De la Juventud, en la colonia Cuauhtémoc, de San Nicolás.


En compañía de su hijo, el señor Mauro Verdín, de 78 años, acababa de salir de una sucursal del banco HSBC ubicada en ese sitio, donde cambió un cheque por una importante cantidad.


El dinero lo llevaban en dos maletas de color negro, las cuales acababan de colocar en la cajuela de su automóvil Dodge Avenger cuando fueron amagados por dos desconocidos que portaban pistolas.


Tras forcejear con el septuagenario y derribarlo, y mientras el cómplice amenazaba al hijo, uno de los malhechores abrió la cajuela y se llevó el efectivo, consistente en 1.5 millones de pesos.


Al apoderarse del botín los sujetos escaparon corriendo hacia la avenida San Nicolás, donde pudieron haber abordado un automóvil.


El dinero era producto de la venta de diversa maquinaria industrial, según declararon las personas afectadas ante las autoridades ministeriales.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.