• Regístrate
Estás leyendo: Asaltan y matan... pero en SP no hay delincuencia: Mayor
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 19:34 Hoy

Asaltan y matan... pero en SP no hay delincuencia: Mayor

Antonio Lucas Martínez argumentó que la delincuencia ha incrementado de manera generalizada en el país pero que en San Pedro no es el caso, afirmando que se trata de un hecho aislado. 


Publicidad
Publicidad

Eduardo Mendieta Sánchez

Pese a los hechos delictivos perpetrados por grupos armados que van desde asesinatos de funcionarios estatales, robos millonarios a residencias y ahora a centros comerciales como Plaza Fiesta San Agustín, para el Mayor Antonio Lucas Martínez, director general de Policía y Tránsito, en el municipio no hay problema de delincuencia.

Al anunciar que están rastreando la pista de los maleantes en hoteles de la localidad, el funcionario con capacitación militar se contradijo, pues afirmó que la delincuencia brota en todos lados y no sólo en San Pedro.

"Los delincuentes no nada más están actuando aquí, no son principiantes, son gente que ya se dedicaba a trabajar de manera ilícita en otros lugares, esta gente ya tiene una carrera delictiva.

"Si usted es una persona que analiza diariamente las noticias, esto está sucediendo en varios estados, la delincuencia está en todo lugar, a nivel nacional se perciben algunas cosas, San Pedro no tiene ese problema, es un hecho aislado", dijo.

Tras el término de la reunión de coordinación entre el Gobierno Estatal y los municipios (a la cual no acudió el alcalde sampetrino Mauricio Fernández Garza) en Palacio de Gobierno, Lucas Martínez señaló que San Pedro no es un blanco para los maleantes, pero sí un punto de atracción.

"No es un blanco, simplemente son cuestiones de la delincuencia; van a San Pedro porque para ellos es algo atrayente, es lo único que les puedo decir", indicó el Mayor.

Este martes, sin el menor temor a la Policía y retando a las autoridades municipales y estatales, una banda de ocho delincuentes se burló de todo el aparato de seguridad en San Pedro, al irrumpir violentamente en Plaza Fiesta San Agustín y con armas de fuego saquear las joyerías 'Ghiberti' y 'Max', logrando un botín cercano al millón de pesos en prendas finas.

El 9 de mayo pasado, Carlos Arturo Valle Novelo, jefe de la Policía Ministerial, quien operaba como parte del equipo de Inteligencia del Gobierno Estatal y su escolta, fueron asesinados a balazos en el estacionamiento de Office Max, en la avenida Gómez Morín en San Pedro.

Cinco días antes, ocho hombres que portaban armas de fuego cortas irrumpieron en el restaurante Sirloin Stockade ubicado en la Plaza Valle Oriente, sobre la avenida Lázaro Cárdenas, que acabó en una persecución en la que un ministerial resultó herido y fueron capturados tres de los siete implicados.

Revelan botín; rastrean hoteles

Lucas Martínez reveló que se logró recuperar una parte del robo: 66 relojes de hombre y siete relojes de mujer.

"Es un grupo de delincuentes que asaltaron la joyería que ustedes saben, se le dio seguimiento, se aseguraron dos vehículos en los que se transportaban, logramos recuperar una parte del robo, 66 relojes de hombre y siete relojes de mujer, no tengo el dato de qué joyería.

"Le estamos dando seguimiento a esta gente en hoteles, en lugares... porque hay uno que trae un cortada en la mano, se cortó al tomar las cosas y le estamos siguiendo la huella, hay gotitas de sangre que estuvieron cayendo en una gasolinera; donde se localizaron las camionetas", informó.

El Mayor explicó que los delincuentes se espantaron ante el operativo de fuerzas federales, estatales, municipales y del Ejército.

"Se me hace que los delincuentes al ver el despliegue que realice junto con las fuerzas federales, el Ejército, Fuerza Civil y Seguridad Pública se vieron presionados y quisieron esconder el botín, y no encontraron el lugar adecuado, se les ocurrió aventarlo detrás del contenedor", dijo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.