Arraigan a 7 policías de Fuerza Civil por muerte de hombre

Las autoridades trabajan en la averiguación de los hechos donde Rolando García Sánchez, de 32 años, perdió la vida a manos de los uniformados.

Monterrey

Siete policías de Fuerza Civil fueron arraigados para efectuar las investigaciones en torno a la muerte de Rolando García Sánchez, hombre que murió a manos de los uniformados en el municipio de Santiago.

Esto lo informó el vocero de Seguridad del Estado, Jorge Domene Zambrano, y además destacó que minutos antes de los hechos, una familia pidió auxilio a los elementos de Fuerza Civil, pues habían sido amagados con arma de fuego por un sujeto que coincidía con las características particulares de García Sánchez.

"Elementos activos de Fuerza Civil como indiciados se encuentran bajo arraigo para poder llevar a cabo las investigaciones.

"[...] Llega esta familia a hacer una denuncia con las características del auto donde viajaba esta persona, y que refieren haber sido amagados con un arma de fuego cuando iban circulando por la carretera. Ahí se origina que se haga por radio el aviso y la alerta de esta situación, después sabemos que hay una persecución del automóvil, y ahorita lo que se está investigando son los detalles de cómo pudo haber ocurrido este enfrentamiento o estos disparos hacia esta persona, que sabemos que muere por dos impactos de arma de fuego, uno en un brazo y otro en la nuca, y que finalmente el arraigo que se está haciendo es precisamente para esclarecer todos y cada uno de los detalles que pueden presentarse", dijo el funcionario estatal.

Rolando García Sánchez, de 32 años, viajaba en un automóvil Spirit blanco modelo 1998 al momento de la persecución. Ésta terminó en la colonia Paseo del Vergel, donde el individuo estrelló su vehículo contra una barda luego de recibir un disparo en la nuca y otro en el brazo.

Según la declaración de los uniformados, el individuo desobedeció al llamado de la autoridad y les contestó a balazos, por lo cual ellos también abrieron fuego.

Sin embargo, las autoridades tratan de determinan si el sujeto en realidad portaba un arma de fuego o se trataba de un juguete.

"Ahorita está en la etapa de pruebas periciales, para determinar en una instancia de los siete elementos quiénes utilizaron su arma de fuego; segundo, para determinar la posesión de esta arma, hay versiones de que si era realmente de fuego, era una imitación o era un arma de juguete, cosa que tendremos que esperar para no cometer algún error en lo que vamos a decir", precisó Domene Zambrano.