• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 16:42 Hoy

Arraigan a joven que publicó crimen en Facebook

El Agente del Ministerio Público informó que necesitarán tiempo para establecer el estado mental de Roberto Santos Martínez, pues trascendió que padece esquizofrenia.

Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Roberto Santos Martínez, el joven sampetrino que asesinó a su suegra y posteriormente lo confesó a través de Facebook, fue arraigado en una de las casas de seguridad de la Procuraduría de Justicia del Estado.

El Agente del Ministerio Público que integra la averiguación previa por el homicidio de Lucila Reyes Villanueva, informó que necesitarán tiempo para analizar el estado mental del joven, pues trascendió que padece esquizofrenia.

Debido a ello, Santos Martínez deberá someterse a dictámenes y perfiles psicológicos para corroborar o descartar la enfermedad.

Asimismo, se informó que el joven es nieto de Argelio Santos, el fallecido doctor que fue socio fundador del Centro de Ginecología y Obstetricia de Monterrey (Ginequito).

En febrero del presente año, la hija de la víctima, Julibeth Reyes Villanueva, denunció a Roberto por agresiones físicas, sin embargo, después retiró la acusación ya que le pidió disculpas.

Ambos tenían una relación sentimental, luego de que se conocieran en un centro nocturno del centro de la ciudad y posteriormente intercambiaran sus cuentas de Facebook.

Sin embargo, la madre de Julibeth se oponía a esta relación.

Lucila Reyes Villanueva, de 61 años de edad, era una enfermera jubilada y murió a manos de Roberto Alejandro, quien acudió a su domicilio en la colonia Jardines de Anáhuac, en San Nicolás, para efectuar el crimen.

En el interrogatorio, Santos Martínez confesó el asesinato de la mujer, y dijo que tomó una sartén y un fierro para golpearla hasta que la mató. Por la tarde, él mismo llamó a Julibeth para contarle lo sucedido.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.