• Regístrate
Estás leyendo: Anuncian el ‘blindaje’ a pipas, pero en Hidalgo nadie las escolta aún
Comparte esta noticia

Anuncian el ‘blindaje’ a pipas, pero en Hidalgo nadie las escolta aún

Cambio de logística

Se ha privilegiado el uso de medios de transporte más seguros para combatir el 'huachicoleo', señalan.
Publicidad
Publicidad

Como parte de la estrategia para evitar el robo de hidrocarburos, la Policía Federal comenzó a escoltar las pipas de Petróleos Mexicanos en diversos puntos del territorio nacional, informaron autoridades de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana; sin embargo, en Hidalgo, las pipas no cuentan con algún tipo de seguridad especial en sus trayectos.

Al salir de la refinería Miguel Hidalgo, localizada entre los municipios de Atitalaquia y Tula, las pipas no son resguardadas por ninguna corporación de seguridad durante su traslado a las gasolineras que abastecen, según se constató en un recorrido.

MILENIO acompañó el trayecto de un par de pipas, en las cuales solo viaja el conductor y en tramos de 20 kilómetros solo se observaron, en distintos tramos, dos vehículos de la Policía Federal resguardando la carretera.

Los conductores de las pipas rechazaron manifestarse sobre las condiciones de seguridad en que transportan el combustible en este cambio de política para su traslado o si se ha implementado una nueva logística ahora que se opta por este medio.

En las inmediaciones de la refinería Miguel Hidalgo, cuyas instalaciones ocupan un área total de 749 hectáreas, sí se observó patrullaje de elementos del Ejército, así como de personal de seguridad de Petróleos Mexicanos.

En un periodo de una hora, una veintena de pipas ingresaron y salieron de esta refinería de Tula, localizada a unos 82 kilómetros al norte de Ciudad de México, y en todos los casos sin ningún resguardo de alguna autoridad.

El pasado sábado, Pemex informó que el retraso en la distribución de combustible en seis estados se debe a la nueva medida para combatir el huachicoleo y no al desabasto o especulación de precios, porque hay suficiente inventario para cubrir la demanda.

“Petróleos Mexicanos informa que, como parte del Plan Conjunto del gobierno de la República para combatir el robo de combustibles, se ha privilegiado el uso de medios de transporte más seguros, lo que implica cambios en la logística de entrega a las estaciones de servicio. Esto ha ocasionado retraso, afectando mayormente a los estados de Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro”, señaló.

Los funcionarios consultados señalaron que la Policía Federal forma parte de esta estrategia y ahora protege las pipas que transportan el combustible.

Desde 2014, máximos históricos en robos

En 2017, Pemex informó a la Suprema Corte que la extracción ilegal de hidrocarburos en los ductos consiguió máximos históricos a partir de 2014, con un promedio de 4 mil 219 tomas clandestinas detectadas en todo el país.

De ahí que el robo de combustibles había alcanzado un promedio diario de 4.2 millones de litros. Es por lo anterior que, tomando en cuenta que el precio promedio de la gasolina durante 2014 fue de 12 pesos con 80 centavos el litro, las pérdidas diarias pueden estimarse en 54.6 millones de pesos mientras se mantuvo ese importe, informó Pemex.

Este cálculo no considera los costos asociados a la reparación de los daños causados a la infraestructura a partir del robo de hidrocarburo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.