Hasta 150 años de prisión para asesino de Melania

La PGJE confirmó que la joven perdió la vida al ser lanzada desde un puente a 40 metros de altura.
La joven tenía gusto por el ciclisto.
La joven tenía gusto por el ciclismo. (Milenio Digital)

Ciudad Valles

Una pena de casi 150 años de cárcel podría alcanzar el detenido por el secuestro y muerte de Melania Pizaño Ruiz, la joven de 24 años encontrada sin vida el pasado lunes en la madrugada, después de que su familia había dado 211 mil pesos para su liberación. Los delincuentes inicialmente pedían 5 millones de pesos.

La Unidad Especializada de Combate al Secuestro de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que la madrugada de este miércoles 19 de agosto se ejercitó acción penal en contra de Francisco N., el sujeto de 32 años de oficio vulcanizador, detenido minutos antes de que Melania fuera encontrada y quien ayudaba a la familia en su búsqueda debajo de un puente de la carretera de cuota a Rioverde. La dependencia también confirmó que este puente tiene 40 metros de altura, y que murió por la caída.

La pena que podría alcanzar es de entre 45 y 140 años de prisión por el delito de secuestro agravado, con el agravante de haber privado de la vida a la víctima, y de acuerdo a la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Secuestro, alcanzaría una pena de 45 a 140 años de prisión.

Además señaló que ya tienen pistas de otros probables responsables que participaron junto con el detenido en el secuestro de Melania, a quien después de cobrar el rescate por 211 mil pesos, la metieron a un tinaco de plástico y la arrojaron a un puente de alrededor de 40 metros de altura, perdiendo la vida a causa de la caída.

La joven deportista aficionada al ciclismo de montaña fue privada de su libertad el miércoles 5 de agosto en la noche y su familia se dio cuenta cuando le marcaban a su teléfono celular y no contestaba. Después los plagiarios llamaron para exigir el rescate a cambio de su vida.

Sin saber qué hacer y temerosos de que le hicieran daño, no reportaron a las autoridades, pero el martes 11 se decidieron a pedir ayuda en el Ministerio Público, sin embargo, pidieron que no actuaran aún contra los presuntos hasta que no acordaran la entrega del dinero. La Unidad Especializada de Combate al Secuestro sólo les brindó control y manejo de crisis, y fue hasta el sábado 15 de agosto en la noche, cuando la familia se pone de acuerdo con los secuestradores, quienes en un principio pedían 5 millones de pesos, pero bajan la cantidad a 211 mil pesos, que es lo que pudieron reunir y se los entregan.

Después, recibieron la llamada en la que les decían el lugar donde estaba su hija. Su padre acudió al lugar la madrugada del lunes, pero tardó mucho rato gritándole sin que Melania respondiera, así que llamó a uno de los captores preguntándole dónde exactamente habían dejado a su hija. Al lugar llegó uno de los sujetos quien ayudó a buscarla, asegurando que ahí se encontraba, que la habían dejado viva.

Cuando este bajó para buscar entre la penumbra y maleza de lo accidentado del terreno debajo del puente, el padre llamó a la Policía Estatal y agentes llegaron al sitio, logrando detenerlo.

Unos minutos después de las cinco de la mañana Melania fue encontrada pero no como su familia esperaba; estaba dentro del tinaco roto, desnuda, con una fuerte herida en su cara, provocada evidentemente al caer, entre varias partes de alcantarilla de concreto.

La PGJE señala que entre las líneas de investigación que se siguen para determinar el móvil del secuestro y detener a otros implicados, se encuentran las actividades empresariales de la familia de la víctima, "por lo que hay confianza en que a la brevedad posible se esclarecerá este secuestro y homicidio al cien por ciento", señala el comunicado emitido por la dependencia.

Mientras tanto, la mañana de este miércoles familiares y amigos despidieron a Melania. A las 11 fue la misa de cuerpo presente en la Iglesia Sagrario Catedral, después del mediodía, sus restos fueron depositados en el panteón privado Jardines de Oxitipa, ubicado a unos kilómetros de la mancha urbana de Ciudad Valles.