Hasta 10 años de cárcel para sacerdote salesiano si es culpable

El presbítero es acusado de pornografía infantil

Puebla

El sacerdote salesiano Henry David Betancourt Morales quien fue detenido el pasado jueves 6 de febrero por Policías Ministeriales Federales en un oratorio de la capital del estado podría alcanzar hasta 10 años de cárcel, si se comprueba que es culpable por el delito de pornografía infantil.

Durante la madrugada del jueves tras un cateo en el oratorio San Juan Bosco, ubicado en la 17 Poniente y 5 Sur del centro de la ciudad, el sacerdote fue detenido en medio de un operativo de agentes federales. El clérigo fue llevado a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en la Recta a Cholula y luego de su remisión fue trasladado al Centro de Reinserción Social de San Miguel en donde fue recluido, mientras el juez determina su situación jurídica.

El abogado del detenido, Daniel Beltrán señaló que sólo una persona fue detenida por las autoridades federales y que no habrá una postura hasta que se emita una resolución sobre la situación jurídica de Betancourt Morales.

A nivel nacional la pornografía infantil es un delito que está clasificado como grave en los términos del artículo 194 frac. I numeral 13 del Código Federal de Procedimientos Penales. El tipo penal del delito de pornografía infantil se describe en el artículo 202 del Código Penal Federal.

"Al que procure o facilite por cualquier medio el que uno o más menores de dieciocho años, con o sin su consentimiento, lo o los obligue o induzca a realizar actos de exhibicionismo corporal, lascivos o sexuales, con el objeto y fin de videograbarlos o fotografiarlos o exhibirlos mediante anuncios impresos o electrónicos, con o sin el fin de obtener un lucro, se le impondrán de cinco a diez años de prisión y de mil a dos mil días de multa", establece el Artículo 202 del Código Penal Federal.

Al mismo tiempo, se establece que se impondrá prisión de ocho a dieciséis años y de tres mil a diez mil días de multa, a quien forme parte de una asociación delictuosa dedicada a la pornografía infantil.

De acuerdo con la PGR, en la red hay más de un millón de imágenes de personas menores de edad sometidas a abusos sexuales y explotación y cada año se añaden 50 mil más.

El Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados posee un sistema de reportes sobre niñas, niños y adolescentes desaparecidos o violentados sexualmente, que del 2011 a 2013, generó más de 18 mil pistas de investigación en México.