Hasta 70 años de cárcel para asesinos de Karla

De acuerdo a las investigaciones, el crimen se llevó a cabo en el salón Katz, propiedad de la familia Forcelledo, donde la víctima fue golpeada y después ahorcada con un trozo de rafia

Puebla

Manuel Forcelledo Nader y sus cómplices podrían pasar hasta 70 años en prisión por el delito de feminicidio en contra de Karla López Albert a quien presuntamente asesinaron cuando tenía cinco meses de embarazo, los sujetos que ayudaron al crimen recibieron siete mil pesos como adelantó.
Cuando Forcelledo Nader decidió asesinar a Karla López Albert para eludir la responsabilidad de un embarazo de cinco meses, buscó a quienes tuvieran las habilidades para cometer un crimen de tal magnitud, eligiendo a dos sujetos que se desempeñan como escoltas y a quienes conocía de tiempo atrás; antes del crimen trató de borrar sus rastros en redes sociales y de su teléfono móvil.
Forcelledo citó el 30 de enero a Karla en el salón Katz, ubicado en la Recta a Cholula y que es propiedad de su familia, la engañó diciendo que arreglaría un seguro médico para que se cubrieran los gastos del parto.
Sin embargo, cuando entró al inmueble fue sometida y golpeada hasta que perdió el conocimiento, Manuel fue ayudado por su cómplice identificado como Rodrigo Augusto Solís Cano.
Después, apoyados por su segundo cómplice, Moisés Cordero Hernández, la mujer de 31 años de edad fue asfixiada con un lazo de rafia y la subieron a su vehículo.
El encargado de ocultar el cadáver fue Rodrigo Augusto quien se llevó la unidad hasta el Distrito Federal, pero tardó dos días en deshacerse del cuerpo.
La madrugada del 2 de febrero Rodrigo Augusto abandonó el cadáver en un paraje solitario de la delegación Tláhuac, donde fue localizado por vecinos de la zona y tomó conocimiento de los hechos la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal el 7 de febrero, cuando se supo que la persona muerta era Karla López.
De acuerdo con los peritajes de la dependencia, la mujer fue asesinada el 30 de enero, un día antes de que fuera reportada como desaparecida y no el 2 de febrero como erróneamente difundieron algunos medios de comunicación.
"Por medio de las pruebas periciales en medicina forense y criminalística, se determinó que el cronotanatodiagnóstico de la muerte de Karla López Albert y del producto que concebía, fue de 48 a 72 horas aproximadamente, lo que confirmó que la víctima fue privada de la vida el 30 de enero del año en curso", señaló el procurador de Justicia, Víctor Carrancá Bourget en rueda de prensa en la que dio a conocer el esclarecimiento de los hechos.
Explicó que derivado de las indagatorias lograron ubicar un momento en que la víctima y los agresores coincidieron.
"A través del análisis de los distintos números telefónicos de cada uno de los sujetos pasivo y activos del delito, se logró georreferenciar que tanto la víctima como los hoy consignados coincidieron durante un lapso estimado de una hora y media, momento en el que sucedió el feminicidio".
Durante el levantamiento de cadáver se detectó que Karla fue ahorcada con rafia material que coincidió con el que se encontró en la casa de Forcelledo y en uno de los negocios de la familia.
Además de que a pesar de que había planeado una coartada con lugares y personas que aseguró podían confirmarse, las testimoniales negaron haber estado con Forcelledo lo que lo incriminó más en su participación en los hechos.
Como parte de las indagatorias se revisaron los números telefónicos de los implicados y mensajes de la aplicación Whats App en la que se pidieron recuperar textos en los que Forcelledo señaló que había entregado siete mil pesos como adelanto por el crimen y que en fechas posteriores entregaría otra cantidad de dinero.
Derivado de las investigaciones se involucró a Leopoldo Camacho Vázquez, quien proporcionó un chip a Forcelledo con el que se hicieron las llamadas telefónicas entre los participantes del homicidio y en sus declaraciones trató de proteger y deslindar del homicidio a Forcelledo.

LA DESAPARICIÓN

Karla López Albert fue reportada como desaparecida el 31 de enero, sus familiares y amigos iniciaron una intensa búsqueda en redes sociales que terminó el 7 de febrero cuando se confirmó que había sido asesinada y que su cuerpo fue abandonado en un paraje del Distrito Federal.
Las amigas de Karla informaron a las autoridades que salía con Manuel Forcelledo, a quien conoció en el antro La Chilanguita, y analizaba si tendrían una relación formal, sin embargo meses después les dijo que estaba embarazada.
Señalaron que estaba ilusionada pues en sus planes de vida estaba tener un hijo después de los 30 años; sin embargo estaba angustiada porque cuando se lo dijo a Forcelledo se puso muy agresivo y le exigió que abortara al bebé.
El tiempo pasó, el embarazo ya había pasado el tiempo en el que se podía llevar a cabo un aborto, aún así la llevó con dos médicos, uno se negó, el otro le dijo que lo que se podía hacer era un parto inducido, sin embargo Karla se negó.
Un día en su desesperación Forcelledo le entregó 15 mil pesos para que ella eligiera la clínica para que abortara, Karla no cambió su decisión por lo que el sujeto le exigió que el devolviera el dinero.
La madre de la víctima fue testigo de cuando Karla le entregó el dinero que estaba en un sobre, días después le ofreció hacerse cargo de los gastos del embarazo por medio de un seguro y la citó en una plaza comercial de Cholula, estos hechos fueron confirmados por la Procuraduría General de Justicia.
Al ser el principal sospechoso de la desaparición de Karla en varias ocasiones Forcelledo negó ante amigos, familiares y autoridades conocer el paradero de su víctima.
Al suponer tener una buena coartada tramitó un amparo y declaró voluntariamente ante la Procuraduría General de Justicia por los hechos, derivado de las sospechas y algunas inconsistencias se le dictó un arraigo.
En su declaración aseguró que desde que conoció a Karla la había encontrado en varias ocasiones y en una ocasión ella le propuso que tuvieran relaciones y que fue la única vez que estuvieron juntos.
Meses después se enteró del embarazo de Karla a quien le dijo que eso no era posible, pues se habían cuidado, pero que si era cierto después de una prueba de paternidad la apoyaría con los gastos, sin embargo los mensajes en redes sociales, vía Whats App y llamadas telefónicas echaron abajo la coartada de Forcelledo quien junto a sus cómplices fue recluido en el penal de San Miguel en donde enfrentarán el proceso penal por el delito de feminicidio.

Familia López reconoce las labores de la PGJ

Los padres de Karla López Albert reconocieron el trabajo de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) para la resolución del homicidio de hija y pidieron al Tribunal Superior de Justicia actúe apegado a derecho y caiga todo el peso de la ley en contra de los cuatro detenidos.
En las oficinas de la dependencia, Carlos López, padre de la víctima, señaló que la investigación no le devolverá a su hija ni al bebé que esperaba, pero que su dolor hubiera sido mayor si el crimen hubiera quedado impune.
El padre reconoció el trabajo de investigación de la PGJ y el trato que recibió de la dependencia: “no fue una investigación cualquiera, fue una investigación científica, además hemos tenido siempre el acompañamiento directo del procurador y su equipo”.
Por su parte, Esperanza Albert madre de la víctima, señaló que se dio un paso, pero que ahora sigue un proceso penal que enfrentarán los cuatro detenidos, por lo que pidió a los medios de comunicación y la ciudadanía su apoyo para el seguimiento del caso.
Al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) pidió que caiga todo el peso de la ley en contra de los participantes en el homicidio de la mujer de 31 años que tenía cinco meses de embarazo y su cuerpo fue localizado en la delegación Tláhuac del Distrito Federal.
“Confiamos en el señor juez, en el Tribunal Superior de Justicia que (trabaje) así como la Procuraduría ha trabajado y ha demostrado su trabajo con todo el sigilo”.
Aseguró que existen pruebas y elementos contundentes que permiten asegurar que los detenidos fueron quienes asesinaron a Karla López Albert y señaló que si hay más víctimas de Forcelledo Nader que se atrevan a denunciar, para que los hechos se puedan sumar al expediente que evaluará el juez.

En el estado, 37 de cada cien mujeres sufren violencia en noviazgo

En Puebla 37 de cada 100 mujeres han sufrido violencia en el noviazgo, mientras el 15 por ciento de los jóvenes de entre 15 a 24 años han sufrido violencia física en sus relaciones, de las cuales el 76 por ciento han sufrido agresiones psicológicas y el 16.5 por ciento ha vivido experiencias de ataque sexual.
Así lo dio a conocer la directora del Instituto Poblano de las Mujeres, Verónica Sobrado, quien señaló que los datos son de la última encuesta del Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVS), por lo que agregó la importancia de ejercicios de prevención.
Lo anterior, durante el arranque del Ciclo de Jornadas de Prevención en Contra de la Violencia en el Noviazgo encabezado por el SEDIF, SEP y voluntariado de la SGG, la presidenta del organismo, Martha Érika Alonso detalló que éste tiene como objetivo fomentar el respeto y no la agresión entre las parejas y así erradicar el fenómeno de violencia.
Añadió que es necesario que las parejas, en especial las mujeres, quienes en su mayoría sufren, hagan conciencia sobre los tipos de violencia que existen, una vez que las agresiones pueden presentarse de diferentes formas, desde la verbal hasta la física. Por lo que exhortó a reconocer los factores que se presentan en situaciones de violencia y a denunciarlos oportunamente.
Mientras, el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Jorge Cruz Bermúdez, señaló que la violencia en el noviazgo es uno de los fenómenos más recurrentes a los que se enfrentan los adolescentes en la actualidad, toda vez que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, sólo tres de cada diez adolescentes denuncian haber sufrido algún tipo de agresión durante su relación.

QUEJAS Y DUDAS

Posteriormente en entrevista, el funcionario estatal reveló que diariamente la Secretaría de Educación Pública (SEP), recibe cerca de 400 llamadas a través de la línea telefónica Educatel (01 800 7014 71 08), donde la mayoría de las quejas son por agresiones, acoso, casos de bullying. Así como para solicitar información sobre inscripciones, horarios entre otros.
Al señalar que en el 2013, la dependencia registró 13 casos de bullying, Cruz Bermúdez indicó que hasta el momento sólo se tienen cuatro casos en la capital.
Por lo que la SEP continúa trabajando en un plan estratégico agresivo para erradicar dicha problemática, la cual consistirá además de pláticas con los alumnos, la implementación de acciones que ataquen de fondo el fenómeno.

Aumentan feminicidios 172 por ciento en 6 años

Los casos de homicidios dolosos contra mujeres, es decir los feminicios, en Puebla registraron un aumento de 172 por ciento entre 2005 y 2011 en Puebla al pasar de 29 a 79. Fue en el en el año 2012, cuando se incorporó el concepto de feminicidio como delito en el Código Penal Federal y en Puebla se tipificó dicha figura a partir del año 2013.
Así lo expresó la responsable del Programa de Género y VIH de la Universidad Iberoamericana, Lourdes Pérez Oseguera, quien resaltó que un aumento de penas o la creación de nuevas leyes, no resuelve la violencia contra mujeres.
En el marco del cuarto aniversario del instituto de derechos humanos Ignacio Ellacuría SJ de la Universidad Iberoamericana Puebla, la académica destacó que en seis años, en Puebla triplicó el número de homicidios dolosos contra las mujeres.
“En un comparativo entre el primer año del gobierno del priista, Mario Marín, y el primer año del panista, Rafael Moreno Valle, se observa un incremento del 172 por ciento al pasar de 29 a 79 casos registrados de homicidios dolosos contra mujeres que registró la Procuraduría General de Justicia del estado de Puebla”, apuntó.
Comentó que a pesar del ese incremento de homicidios dolosos contra mujeres, Puebla no se encuentra en los primeros lugares por casos de feminicidio donde aparece entidades del norte del país.
Señaló que el aterrizaje de nuevos conceptos en las leyes, dista de su aplicación y ejecución, es decir, hay un largo tiempo de comprensión de nuevos elementos pero sobre todo hay un retraso en la aplicación de la ley.
“Se ha trabajado para establecer un marco judicial nacional para prevenir los delitos contra las mujeres. Creemos que las leyes por novedosas e innovadoras, no cambian por sí mismas la realidad de la situación de violencia contra las mujeres”, manifestó.
Por último, destacó que junto a los feminicidios, los delitos de trata de personas y explotación sexual, se presentan en Puebla, principalmente en municipios como San Pedro y San Andrés Cholula, San Martín Texmelucan, Tehuacán y en la capital poblana.