Andrés Granier busca la prisión domiciliaria

La defensa del ex gobernador de Tabasco está a la espera de la determinación de un juez federal para que siga o no su proceso en un hospital o su domicilio.
Andrés Granier
Andrés Granier, ex gobernador de Tabasco preso desde noviembre de 2014.

Villahermosa, Tabasco

La defensa del ex gobernador Andrés Granier Melo está a la espera de que un juez federal determine si puede seguir su proceso penal desde un hospital o desde su propia casa, informó el abogado del ex mandatario, Miguel Romero Pérez.

"Hemos planteado ante la justicia federal la necesidad de que se consideren ciertos beneficios que la Constitución establecen para los sujetos a un proceso", comentó, "estamos buscando que se pueda cumplir la continuidad del proceso pero en un lugar distinto a una cárcel, quizá en un hospital o en su propia casa, por la condición médica en este caso".

La solicitud, mediante juicio de amparo, se interpuso hace dos meses. El argumento se basa en el estado de salud de Granier Melo y no en su edad, pues todavía no cumple los 70 años que la ley prevé para que pueda acogerse a ese beneficio.

Sin embargo, los médicos de Tepepan aseguran que debe mantenerse bajo vigilancia médica por las arritmias que tiene y porque una parte del corazón le ha crecido de más, lo que le ocasiona dificultades para respirar.

Romero Pérez abundó que también a nivel federal quedan pendientes dos sentencia relacionadas a delitos de defraudación fiscal. En tanto, en el plano local, quedan pendientes dos asuntos en el Juzgado tercero penal, los cuales están en la etapa de desahogo de pruebas.

"Todo esto es parte de una cadena de procesos que difícilmente se concluya en este periodo, lo más seguro es que hasta el siguiente año veamos resultados más concretos en los avances de los procesos", concluyó.

Al ex gobernador de Tabasco le fue dictado el auto de formal prisión en noviembre de 2014 por su presunta responsabilidad en el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita por 35 millones años.

En marzo de 2015 fue exonerado de esas acusaciones, pero ha permanecido en prisión por distintos cargos.


ERM