Juez ampara a contribuyentes para deducir gastos al 100%

Si el SAT no impugna la resolución, los 15 amparados podrían deducir al cien por ciento sus honorarios médicos, dentales, hospitalarios, créditos hipotecarios, entre otros gastos personales.
Oficinas del SAT.
La Ley de Impuesto Sobre la Renta no permite deducir gastos personales al cien por ciento desde 2014. (Milenio Digital)

Ciudad de México

Un juez federal amparó a 15 contribuyentes para que no se les aplique en el presente y futuro, lo previsto en el artículo 151, último párrafo, de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

Un juez federal emitió un criterio que permitirá a los contribuyentes, por el momento, deducir gastos personales al cien por ciento, mismos que desde 2014 ya no permite la Ley de Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Fernando Silva García, juez Octavo de Distrito en Materia Administrativa en el Distrito Federal, calificó el mencionado estatuto de regresivo e inequitativo.

En el juicio entablado por 15 contribuyentes, el juzgador otorgó un amparo para que a los quejosos se les deduzcan honorarios médicos, dentales, hospitalarios, gastos funerarios, intereses por créditos hipotecarios, primas por seguros de gastos médicos, aportaciones complementarias de retiro y transportación escolar.

El fallo aún puede ser impugnado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ante un tribunal colegiado e incluso el asunto puede llegar hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

La limitación a las deducciones personales, indicó en su sentencia, es regresiva e inequitativa en virtud de que, por una parte, se disminuye injustificadamente el nivel de tutela y promoción de los derechos fundamentales de carácter social que los individuos tenían para cubrir las necesidades primarias como la salud, vivienda y seguridad social y, por otra parte, se sacrifica en mayor medida a las personas físicas con menores ingreso.

En ese contexto, el juez concedió el amparo a los quejosos afectados por la norma reclamada, para el efecto de que no se les aplique en el presente y futuro, lo previsto en el artículo 151, último párrafo, de la Ley del Impuesto sobre la Renta, vigente a partir del 2014.

Asimismo, que se les permita la deducción de sus gastos personales por concepto de honorarios médicos, dentales, hospitalarios, gastos funerales, intereses por créditos hipotecarios, primas por seguros de gastos médicos, aportaciones complementarias de retiro y transportación escolar sin aplicar la limitante ahí contenida; así como recalcular la determinación del Impuesto sobre la Renta anual correspondiente al ejercicio de 2014, considerando la totalidad de sus deducciones personales, a efecto de determinar si con dicha medida resulta un impuesto a su favor, y en todo caso, les sean devueltas las cantidades pagadas indebidamente.

Las deducciones personales hasta el 31 de diciembre de 2013 eran deducibles al cien por ciento para efectos de determinar el ISR de las personas físicas; sin embargo, con la reforma que entró en vigor a partir del 1de enero de 2014, el monto total que podrán deducir los contribuyentes no debe exceder de la cantidad que resulte menor entre cuatro salarios mínimos generales elevados al año del área geográfica del contribuyente, o del 10 por ciento del total de los ingresos del contribuyente.

La justificación del legislador para limitar las deducciones personales básicamente consistió en incrementar la recaudación, mejorar la distribución de los beneficios tributarios, dar mayor progresividad al ISR de las personas físicas, lograr un sistema más "progresivo y justo".