• Regístrate
Estás leyendo: Amnistía a "autodefensas" caso por caso, pide Jara
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 10:38 Hoy

Amnistía a "autodefensas" caso por caso, pide Jara

En estos grupos muchos tomaron las armas para cometer ilícitos y solamente una minoría lo hizo para defender su comunidad, afirma.

Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Salvador Jara Guerrero, gobernador de Michoacán, dijo que la ley de amnistía para las autodefensas se debe aplicar únicamente si se revisa caso por caso.

En entrevista con MILENIO Televisión, el ejecutivo estatal explicó que no es posible perdonar a todos los autodefensas presos, porque la minoría es la que realmente tomó las armas para defender a su comunidad.

“En caso de que se aprobara algún tipo de amnistía, tendría que ser prácticamente revisar caso por caso, lo que nos llevaría a que no es una amnistía, sino una revisión de todos los casos de manera cuidadosa”, explicó.

Dijo que las autodefensas son un suceso especial porque ni siquiera está bien definido el concepto ni quién pertenece a las mismas. Explicó que hubo personas que tomaron las armas y cometieron ilícitos a nombre de dichos grupos, mientras que otros de manera legítima se defendieron.

Por tanto, la dificultad es que ambos grupos están mezclados.

“Tan peligroso es que esté en la cárcel un inocente como que se deje en libertad a un delincuente. Las leyes de amnistía son viables cuando se trata de presos políticos. Es claro que al reintegrarse a la sociedad no van a hacer un daño, sino que simplemente van a militar en su ideología”, apuntó.

Jara Guerrero explicó que en el caso de Michoacán varios de los autodefensas presos pueden pertenecer a las filas del crimen, otros son delincuentes comunes, mientras que el resto son realmente defensores de su comunidad “pero me parece que son los menos”

“Si me parece un peligro que pudieran salir gentes no solamente porque cometieron un delito, sino porque realmente pueden ser líderes de la delincuencia”, abundó.

Reconoció que en su entidad se perdió el estado de derecho y la posibilidad de garantizar seguridad a la ciudadanía.

Dijo que Michoacán estuvo copado por el crimen organizado y la muestra son los municipios infiltrados por la delincuencia.

“Por supuesto que no había seguridad y por supuesto que perdimos el estado de derecho. Pero es algo que no se perdió de un momento a otro, es algo que se perdió a través de muchísimos años que se fueron conformando estos grupos”, dijo.

Por tanto, señaló que la reconstrucción del tejido social y la gobernabilidad no son una tarea sencilla.

Sin embargo, el gobernador aclaró que se han presentado avances en materia de seguridad, como la desintegración de grupos criminales, aunque todavía existen muchos delincuentes “individuales”

“Los crímenes de alto impacto, los secuestros, los asesinatos por droga y el cobro de piso están eliminados prácticamente. En ese sentido tenemos un gran avance. El tejido social sigue todavía muy deteriorado, tenemos problemas muy serios porque no hay trabajo, tenemos mucho desempleo y, en consecuencia, muchos delitos de orden común”, lamentó.

En cuanto las policías municipales, informó que se encuentran en un periodo de transición porque se despidieron a muchos elementos. “La policía estuvo muy infiltrada”, por el crimen, concluyó.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.