En 2011, alcalde de Allende alertó de atrocidades: abogado

Ricardo Livas dijo que Sergio Lozano Rodríguez informó al entonces gobernador, Humberto Moreira, y al alcalde de Piedras Negras de los actos de la delincuencia organizada; la respuesta fue silencio.
Ricardo Livas abogado de ex alcalde de Allende en entrevista con Azucena Uresti (Milenio Televisión)

Ciudad de México

Sergio Lozano Rodríguez, ex alcalde de Allende, Coahuila, notificó en 2011 al entonces gobernador, Humberto Moreira, y al alcalde de Piedras Negras de las atrocidades que cometía la delincuencia organizada y no atendieron el tema, afirmó su abogado, Ricardo Livas.

En entrevista con Azucena Uresti para MILENIO Televisión, el abogado de Lozano, acusado de secuestro agraviado, dijo que ante la denuncia del ex alcalde, la respuesta fue el silencio.

Añadió que el juez no ha mostrado la orden de captura, que también le han pedido que mencione quiénes son las personas que deponen contra Lozano y se niega a hacerlo.

Livas lamentó que la administración de justicia en Coahuila sea un verdadero fracaso. "Vemos que los jueces no aman su profesión, sino que sólo inventan fallos para perjudicar a gente inocente, como es mi cliente.

"Hay una causa penal que lo acusa de plagio, pero ni siquiera la acusación está bien hecha, porque dicen que él vio o estuvo presente cuando un grupo de la delincuencia se llevó a varias personas y no hizo nada. En todo caso puede ser encubrimiento", añadió.

Indicó que ya se probó, por medio de declaraciones, que el ex alcalde de Allende no tiene injerencia en el plagio, ni siquiera que haya visto el secuestro.

Dijo que es mentira la versión sobre la supuesta reunión con el líder del grupo criminal, en la que se acordó que los delincuentes iban a ingresar al municipio y que el alcalde no iba a actuar.

Destacó que si una persona con un cargo público no cumple con su encomienda, pude ser sometida a juicio político, pero eso no es delito ni razón para detenerlo.

Mencionó que el problema de tipo jurídico es que a Sergio Lozano se le acusa de secuestro, delito que no existe pues no hay elementos de prueba que lo acredite.