Alistan rescate del alpinista muerto en Hidalgo

Elementos de Protección Civil de Nuevo León analizan cómo bajarán los restos del joven, pues el clima no les ha permitido utilizar el helicóptero.
Los hechos ocurrieron la noche del viernes.
Los hechos ocurrieron la noche del viernes. (Foto: Marilú Oviedo)

Hidalgo

Un alpinista alemán falleció en el centro recreativo Potrero Chico, en el municipio de Hidalgo, luego de caer de una altura de alrededor de 300 metros.

El accidente ocurrió durante la noche del viernes, cuando el joven que realizaba rapel en la zona Pico del Toro presuntamente tuvo un problema con la cuerda y no se pudo detener.

Janosch Sedlasek, de 28 años, iba acompañado por dos amigos, identificados como Florean Kobierska, de origen francés, y Kris Ugarriza, de Perú. Luego del accidente, ambos descendieron para dar aviso a las autoridades.

Sin embargo, los cuerpos de rescate no pudieron maniobrar debido a las condiciones del tiempo que se registraban alrededor de las 22:00.

Este sábado, elementos de Protección Civil de Nuevo León analizan cómo bajarán los restos del joven, pues pretenden usar el helicóptero, pero el clima no lo ha permitido.

Otra opción es realizar el rescate vía terrestre, lo cual les llevaría más de ocho horas.

"Es una persona de procedencia extranjera, alemán... Si no se puede vía aérea, se está formando un grupo para hacerlo terrestre y nos tardaríamos unas siete, ocho horas, y si se puede aéreo nos llevaría unos 40 minutos", comentó el comandante de Protección Civil, José Ángel Reyna.

"Subir aproximadamente 800 metros a pie. Llevaríamos una canastilla, la cual es flexible, procedemos a empaquetarlo (el cuerpo) y bajarlo con cuerdas y mosqueteros; es complicado por el tiempo, el clima y la visibilidad por el tipo de terreno que es", agregó.

Recomendó a quienes les guste escalar que lo hagan con el equipo necesario y el personal calificado.

En el lugar se encuentra la unidad del Servicio Médico Forense (Semefo), en espera de los restos que serían trasladados al anfiteatro del hospital Universitario, y posteriormente a su lugar de origen.

NO DEJAN DE ACUDIR

A pesar del accidente, los alpinistas no dejaron de acudir a Potrero Chico, entre ellos, algunos procedentes del Estado de México como Luz María Rodríguez Becerril, que llegó el martes a Nuevo León

Con cuatro años de experiencia, contó que cualquier error de un segundo puede costar la vida, por eso es importante siempre estar atentos y seguir todos los pasos de seguridad.

"Aunque estés preparado tienes que extremarlas, tener en mente que la naturaleza y fuerza de gravedad son más fuertes que tú y nunca confiarte, una roca floja, estar listos; lo que le pasó a los compañeros, y si pudieron hacer un nudo al final de la cuerda, aunque sea el más mínimo, fue un error básico que ocurrió, la tragedia en un segundo", comentó.

"En Peña de Bernal (en Querétaro) en escalada dos personas murieron porque quien los estaba guiando no fue bueno y se les fue la cuerda en un rapel y fallecieron", contó.

Al cuestionarle si continuarían con la idea del rapel durante este sábado respondió que sí.

"Sí, pero repasando siempre todos los pasos, porque allá arriba un error tan simple puede causar la muerte", concluyó.