• Regístrate
Estás leyendo: Alertan de choque entre policías comunitarias en Guerrero
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 20:33 Hoy

Alertan de choque entre policías comunitarias en Guerrero

Policías comunitarios y pobladores de Petaquillas piden la intervención de autoridades municipales y estatales luego de que otros comunitarios los expulsaron "con violencia" de la comisaría.

Publicidad
Publicidad

Policías comunitarios y pobladores de Petaquillas, Guerrero, tomaron la carretera México-Acapulco, después de que 80 integrantes del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo Social del estado (Fusdeg) los desalojaran de la comisaría.

Ignacio Maximiliano Sabino Tenorio, vocero de la agencia policiaca, explicó que el sábado por la noche al menos 80 integrantes del Fusdeg llegaron a Petaquillas, procedentes del valle del Ocotito, y se apoderaron por la fuerza de la comisaría, expulsando con violencia a los comunitarios que ofrecían los servicios de seguridad.

"Rompieron la puerta con una barreta y nos sacaron a la fuerza, también se apoderaron de 18 armas que el pueblo consiguió a través de rifas y por los decomisos a los delincuentes", detalló.

Entre otras cosas, añadió Sabino Tenorio, los elementos del Fusdeg se llevaron 20 mil pesos que había en la caja —depósito de un detenido— y liberaron a todas las personas que estaban ahí por cometer diferentes delitos.

Los policías comunitarios expulsados son parte del grupo que el comisario Mario Flores Castrejón conformó sin el aval del Fusdeg, organización que opera en la localidad desde 2014.

En ese sentido, Nicolás Juárez, delegado de Chilpancingo en Petaquillas, detalló que 25 elementos conforman dicho grupo. Mientras, 126 elementos integran el del Fusdeg.

Tras el desalojo de la comisaría, los comunitarios de Petaquillas buscaron el respaldo de los pobladores y se trasladaron a la carretera federal México-Acapulco, a la que llegaron alrededor de las tres de la madrugada.

En el lugar solicitaron a las autoridades municipales y del estado que intervengan para recuperen la comisaría.

Sabino Tenorio sostuvo que en Petaquillas hay temor e inconformidad por la forma de operar del Fusdeg, que ha realizado detenciones de manera injustificada y amenazado a quienes no comparten sus prácticas.

En tanto, los policías del Fusdeg advirtieron que podría generarse un enfrentamiento con el grupo de policías que conformó el comisario de Petaquillas.

Durante una asamblea en la comunidada, acusaron que Flores Castrejón integró su propio grupo de policías comunitarios con gente que tiene antecedentes penales y sin tomar en cuenta a la población.

Alejandro Zalava Castro, coordinador del Consejo del Fusdeg, recordó que se había acordado con las autoridades que el grupo de policías conformado por el comisario sería desarmado el primero de agosto, lo cual no paso.

La exigencia principal de los pobladores, añadió, es que se realicen de nuevo las elecciones del comisario, pues Flores Castrejón, quien asumió su cargo en julio, tiene vínculos con la delincuencia organizada.

En la asamblea, destacó que desde la llegada del Fusdeg, en enero de 2015, la violencia en la comunidad disminuyó, la cual era contralada por la delincuencia organizada.

"Situación delicada"

El presidente municipal de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, reconoció que la situación en Petaquillas es delicada, porque se trata de dos grupos de civiles armados al margen de la ley.

"Lo que sucede es que un grupo armado desalojó nada menos que a otro", reconoció.

Po eso, consideró que es urgente propiciar la conciliación, pero también trabajar en la ruta de ordenar la actuación de dichas organizaciones.

También expreso que se debe dejar claro que los comisarios no tienen las atribuciones legales para crear grupos armados a voluntad.

"Tenemos un problema, por que necesitamos una sola fuerza de seguridad emanada del pueblo; sin embargo, tenemos dos fuerzas que, de alguna manera, si no las detenemos por la vía del diálogo y la conciliación, esto puede causar mayores repercusiones, que es lo que no queeremos", alertó.


La inseguridad en el estado

Ayer nueve personas fueron asesinadas a balazos en cinco municipios de Guerrero, informó la Secretaría de Seguridad Pública del estado.

Los datos ministeriales detallan que en Zihuatanejo mataron a dos personas, en Coyuca de Benítez a una, en Acapulco a un sujeto, en Juchitán a tres y en Xochistlahuaca y Xilitla a otro, respectivamente.

El arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias, llamó a las autoridades de los tres órdenes de gobierno y la sociedad a trabajar en forma conjunta, ya que las víctimas de la violencia pueden convertirse en victimarios.

Garfias rechazó que haya ataques contra los feligreses en las parroquias, luego del homicidio cometido al interior de la capilla del Niño Jesús, donde un adolescente fue ultimado con 18 balazos.

"Sigo insistiendo en que es importante que tengamos respuestas y que las investigaciones digan qué sucedió. El caso del joven que murió dentro del templo, él iba huyendo, encontró el templo y (los victimarios) no respetaron eso", explicó.

Mientras, elementos del Ejército aprehendieron a dos choferes de un camión y decomisaron más de 80 kilogramos de mariguana en el municipio de Coyuca de Benítez.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.