• Regístrate
Estás leyendo: 'Ale', un ángel más en el cielo
Comparte esta noticia

'Ale', un ángel más en el cielo

Los vecinos de la colonia 12 de Octubre, en el municipio de Juárez, se encuentran consternados ante la repentina partida de la pequeña.
Publicidad
Publicidad

La pequeña Alejandra estaba más que feliz, porque el próximo sábado 2 de junio haría su primera comunión en la parroquia de Nuestra Señora del Rosario, en la colonia San Antonio, de Juárez.

Su mamá ya le tenía el vestido no sólo a ella, sino también a su hermana Estefany. Las niñas deseaban lucir como princesas y disfrutar de la cena y convivencia familiar que sus padres les tenían preparada.

“No pues siempre han sido muy buena gente. Bien lindas. La señora (Angélica) siempre ha sido muy especial con sus niñas, y más que todo porque ella tenía una niña especial. Ella le ponía todo el cariño y todo lo mejor para ella”, comentó la señora Nazaria Sauceda.

Ella es vecina de esta familia en la manzana 7 de la colonia 12 de Octubre, a seis calles de donde la mañana de ayer ocurrió la tragedia en la carretera a Reynosa.

Junto con su hermanita de 8 años, Alejandra Jorge Chagala, de 9, recibirían el sacramento el próximo fin de semana, y sus seres queridos ya tenían todo listo; sólo esperaban la fecha.

“Que les habían hecho sus vestidos y que estaban muy bonitos. Que pronto me los iban a traer para que yo los viera. Ellas andaban muy contentas, porque ya iban a hacer su primera comunión”, reiteró el ama de casa.

Algunos vecinos de la colonia 12 de Octubre acompañarían a la familia, cuyo padre es originario de Puebla, y la señora de Veracruz, cerca de Catemaco. Todos compartían la alegría de las dos niñas.

“No pues yo les dije que sí, que iban a parecer princesas, porque son unos angelitos, pero que iban a salir muy bien. Ahorita estamos todos muy tristes, pues sí… ¿cómo no?”, cuestionó la señora Nazaria.

Al momento del atropello, Alejandra y su hermana se dirigían a la escuela, ubicada en el centro de Juárez.

La familia es de escasos recursos, por lo que el Ayuntamiento local la apoyó con los gastos funerarios, mientras se deslinda la responsabilidad en los lamentables hechos.

Alejandra era una niña especial. Según sus conocidos, los médicos le dijeron a su mamá que ella tenía un coeficiente intelectual correspondiente a una pequeña de 5 años.

Todos en el barrio la apreciaban, al igual que a su mamá y a su papá, quien trabaja como albañil.

Los vecinos de la colonia 12 de Octubre esperaban que iniciara el funeral durante las primeras horas de hoy, para acompañar a los deudos.

Al mismo tiempo, la señora Angélica y su hija Estefany luchan por mantenerse con vida en distintos hospitales, mientras sus seres queridos y amistades hacer oración para que puedan recuperarse.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.