Los alcaldes quieren "línea directa" con gobierno federal

Munícipes que gobiernan en zonas con alta presencia del crimen organizado pretenden contar con teléfono rojo, que les permita solicitar de inmediato apoyo de la fuerzas federales ante cualquier ...
La propuesta de Barrera incluye “filtros” sobre los aspirantes a cargos de elección popular.
La propuesta de Barrera incluye “filtros” sobre los aspirantes a cargos de elección popular. (Daniel Barquet)

Mérida, Yucatán

Los alcaldes del país buscan tener un protocolo de protección para que aquellos que gobiernen en municipios de gran presencia del crimen organizado —se calcula unos 200 en condiciones de vulnerabilidad similares a las de Iguala— cuenten con teléfono rojo o línea directa de comunicación con las más altas esferas del gobierno federal para denunciar cualquier amenaza.

Esto permitirá solicitar de manera directa —y no a través de los gobiernos estatales como ocurre hoy— el apoyo de la fuerzas armadas y federales para garantizar la gobernabilidad y seguridad de los ciudadanos, así como denunciar a grupos delincuenciales, dijo Renán Barrera, presidente de la Junta General de Gobierno de la Conferencia Nacional de Municipios (Conamm).

En entrevista con MILENIO, señaló que este mecanismo incluye “filtros” sobre los aspirantes a cargos de elección popular mediante la revisión de sus antecedentes, situación patrimonial y trayectoria profesional para evitar casos como el de Iguala, donde su alcalde fue vinculado con el narco.

Comentó que la propuesta de protocolo se ha perfeccionado durante los últimos ocho meses al interior de la conferencia y pronto se presentará a la Secretaría de Gobernación, con la que se ha trabajado en el tema.

Sobre la postura del Instituto Nacional Electoral en el sentido de que anular los poderes en Guerrero afectaría el proceso electoral de 2015, Barrera señaló que es preferible aplazar los comicios en el estado si no hay condiciones de seguridad.

El alcalde de Mérida indicó que habrá un marcaje personal sobre los presidentes municipales para impedir la intromisión de la delincuencia organizada en los comicios del próximo año, pues ésta “buscará a toda costa mantener las plazas que ya tiene cooptadas”.

Manifestó que en México hay alrededor de 200 municipios  (principalmente en Guerrero, Michoacán, Tamaulipas, Edomex y Veracruz) donde el riesgo de infiltración criminal en las alcaldías es muy alto.

Del Mando Único Policial opinó que su implementación prácticamente se ha detenido y señaló que algo “diseñado desde un escritorio” no se puede aplicar por igual en todos los estados, aun cuando a la fecha alrededor de mil 358 municipios ya tienen un acuerdo para ponerlo en marcha.

Barrera consideró alarmante que casi 70 por ciento de los recursos aprobados para los municipios en 2013 no hayan llegado todavía, cuando ya hasta se le dio el visto bueno a la Ley de Ingresos 2015.

—¿Hay vulnerabilidad en la institución municipal?

—Definitivamente, hemos planteado un protocolo de acción en aquellos estados de alta vulnerabilidad o presencia del crimen organizado, no solo el hecho de hacer una labor de inteligencia mucho más precisa en estas zonas, sino también para obtener información que prevenga casos como el de Iguala.

Primero buscamos un protocolo de seguridad y protección a los alcaldes en funciones, a los ex alcaldes y a los que han sido electos para que no sean vulnerados en su ejercicio.

Segundo, que haya un canal directo de comunicación con la Federación ante cualquier amenaza de la delincuencia, esto lo hemos pedido ante las diferentes instancias de seguridad pública, ante el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para que podamos evitar el dolor humano evitable.

Estamos trabajando con miras al proceso electoral de 2015 para establecer filtros que nos permitan saber de dónde vienen quienes pretenden gobernar en municipios vulnerables al crimen, que hará todo lo posible por mantener las plazas en un escenario en el que puede imponer gente que obedezca a sus intereses financiándoles campañas.

—¿Cuáles son los estados y municipios con focos de alerta?

—Podemos hablar de municipios en Michoacán, Tamaulipas, Guerrero, Estado de México y Veracruz. Hay municipios con apenas 12 o 14 policías, la presencia de una sola banda delictiva hace imposible que un alcalde garantice la seguridad. En situaciones de alta vulnerabilidad hay alrededor de 200 municipios.

—¿Cuáles son las principales líneas del protocolo?

Desde hace ocho meses se ha perfeccionado el borrador, se formó una comisión de jefes de policiales municipales de todo el país para trabajar en la propuesta que en breve entregaremos a Gobernación.

El protocolo permitirá una comunicación fluida y abierta con el principal orden de gobierno, que es el federal, responsable de la seguridad nacional. Hay que abrir la oportunidad de que un alcalde de Michoacán o de Tamaulipas, cuando se sienta amenazado o detecte presencia del crimen organizado, sepa qué botón apretar, una especie de teléfono rojo o a quién hablarle directamente para denunciar y recibir apoyo de fuerzas federales.

—¿Cómo va la certificación de policías locales?

—No se puede hacer un diagnóstico único respecto a lo que pasa en los municipios, hay alcaldías que no tienen policía, que los salarios son 50 o 60 por ciento menores que los de un policía estatal.

Con los exámenes de control de confianza se da de baja a policías que luego se pasan del otro bando, hay corporaciones que por su tamaño están despidiendo entre 50 y 60 elementos al mes por no pasar estos exámenes, pero ya recibieron capacitación e información privilegiada.