La historia de Ixtapan de la Sal: un alcalde muerto y otro detenido

En 2008, la delincuencia organizada mató al presidente municipal: no quiso cooperar con ellos en las extorsiones; el actual alcalde está retenido en la PGR por presuntos nexos con el crimen.
Ignacio Ávila Navarrete, alcalde de Ixtapan de la Sal, en el Estado de México.
Ignacio Ávila Navarrete, alcalde de Ixtapan de la Sal, en el Estado de México. (Tomada de Ayuntamiento de ixtapan de la Sal)

Ciudad de México

Hombres armados lo emboscaban. Salvador Vergara conducía su camioneta sobre una carretera entre el Estado de México y Guerrero. Sus 'cazadores' lo alcanzaron en otro vehículo y le dispararon; 13 balazos le quitaron la vida, informó el entonces procurador de Justicia del Estado de México, Alberto Bazbaz.

Salvador Vergara Cruz era alcalde de Ixtapan de la Sal. Cuando le dispararon iba en compañía del entonces secretario del Ayuntamiento, Alfredo Rodríguez Rivera, y del tercer Regidor, Raymundo Fuentes González, quienes resultaron heridos en el ataque ocurrido el 4 de octubre de 2008.

Días después del crimen, la Procuraduría estatal presentó a 14 integrantes de un grupo delictivo relacionados con el homicidio del alcalde. Según la investigación, los sujetos mataron al presidente municipal porque no les dejaba extorsionar a los comerciantes de Ixtapan de la Sal.

Los sicarios habían contactado a Jorge Millán Gómez, 'La Coqueta', para que les informara las actividades del priista: era su chofer. Sería un buen informante. Le pagaron 30 mil pesos, dijo el entonces procurador Alberto Bazbaz en conferencia de prensa el 12 de octubre de ese año.

Desde 2006, han sido asesinados dos alcaldes en el Estado de México. El de Ixtapan fue el primero. El 20 de agosto de 2011, el cuerpo de José Eduviges Nava Altamirano, presidente municipal de Zacualpan, fue hallado en el municipio guerrerense de Pedro Ascencio Alquisiras.

Otro ataque contra el gobierno de Ixtapan ocurrió el 22 de junio de 2012. Un comando lanzó una granada y rafagueó con armas de alto calibre las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Ciudadana en ese municipio. La granada no explotó.

Esa localidad turística mexiquense que colinda con Guerrero, parecía no presentar demasiados actos de violencia: de enero a septiembre de 2014, se han registrado cinco homicidios dolosos en Ixtapan de la Sal; ningún secuestro y cuatro extorsiones; tres violaciones, 32 robos con violencia y 76 sin violencia, según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

A seis años del asesinato de alcalde Salvador, el 19 de octubre, el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, informó que el Ejército, la Marina y la Policía Federal desarmaron este domingo a 101 policías municipales, incluidos el jefe de Seguridad Pública municipal, Efraín Pedroza, y el segundo mando, Marco Antonio Álvarez, para investigarlos por supuestos vínculos con el grupo criminal Guerreros Unidos.

El alcalde Ignacio Ávila Navarrete dijo estar dispuesto a coadyuvar en las investigaciones de la PGR contra 101 policías a su cargo, por supuestos nexos con el crimen organizado.

El gobierno federal anunció el domingo que la Policía Federal y el Ejército tomaron el control de 12 municipios de Guerrero y de Ixtapan de la Sal, en el Estado de México. Los policías de los 13 municipios fueron trasladados a Tlaxcala a la sexta región militar.

No era la primera vez que la seguridad de Ixtapan de la Sal era asumida por otra coorporación policiaca. El 11 de agosto, el gobiernador Eruviel Ávila anunció que 556 policías municipales de 13 municipios del sur del Estado de México serían sustituidos por agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana. Entre esos 13 estaba Ixtapan de la Sal.

Horas después de que el gobierno federal anunciara la toma de los Ixtapan de la Sal, el alcalde Ávila Navarrete fue llevado por agentes de la Policía Federal a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) en la Ciudad de México.

Al día siguiente, lunes 20, la página de internet del Ayuntamiento de Ixtapan publicó un comunicado dirigido a los "ciudadanos ixtapenses":

"El día de hoy, ha sido una jornada de incertidumbre ocasionada por un información errónea, sin embargo, a través de estas líneas nos permitimos comunicar a la población que todo está en calma, que la paz social abunda en nuestro municipio y que lamentamos que, una información tergiversada, haya dañado la cotidianidad y tranquilidad de los habitantes de Ixtapan de la Sal".

Este jueves, funcionarios del gobierno federal dijeron que el alcalde sería retenido por 48 horas más, ya que la SEIDO aún no define si lo arraiga, ejerce acción penal o lo deja en libertad bajo reservas de ley.