Declara alcalde de Aguililla en PGR de Michoacán

Jesús Cruz Valencia fue detenido ayer y rinde su declaración ministerial, como probable responsable del delito de delincuencia organizada.

Morelia, Michoacán

Jesús Cruz Valencia, alcalde de Aguililla, fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público Federal adscrito a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en Michoacán.

Ayer, tras casi un año fuera de su municipio, Cruz Valencia regresó para despachar en el palacio municipal, pero autodefensas se lo impidieron y lo acusaron de tener nexos con los templarios. Tras estos hechos, fue detenido.

Autoridades federales informaron que Cruz Valencia rinde su declaración ministerial, como probable responsable del delito de delincuencia organizada, debido a que hay indicios de que apoyaba al cártel de Los Caballeros Templarios.

Hasta el momento, explicaron, la Procuraduría General de la República no ha determinado trasladar al detenido de Morelia a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, en la Ciudad de México.

El secretario del ayuntamiento de Aguililla, José Iván Romero Enríquez, explicó que ayer a las 10 de la mañana, el alcalde intentó regresar a las oficinas del palacio municipal, pero "autodefensas", al enterarse, se lo impidieron.

El presidente municipal fue expulsado desde mayo de 2013, luego de que surgió un grupo de autodefensas en Aguililla que lo acusaron de tener vínculos con el crimen organizado. Desde esa fecha, Cruz Valencia no ha podido despachar desde la alcaldía.

El secretario del gobierno de Aguililla dijo que policías federales llegaron a la alcaldía para sacar al presidente municipal, con el fin de resguardar su integridad física. "No fue en términos de detención. Era escolta para sacarlo de las oficinas del palacio".

"Desconocemos que haya tenido relación con el crimen, lo que sí es que siempre ha trabajado en beneficio del municipio y que lamentablemente el grupo, que ya está identificado, no permite que se siga laborando", indicó.

Van detenidos cuatro alcaldes michoacanos

Con la detención del presidente municipal de Aguililla, ya son tres alcaldes detenidos para ser investigados por presuntos vínculos con el crimen organizado y uno más por el delito de peculado.

El 28 de abril, la PGR detuvo a Arquímides Oseguera Solorio, alcalde de Lázaro Cárdenas por supuestos nexos con el crimen organizado, extorsión y secuestro. El 3 de mayo un juez le dictó auto de formal prisión. Actualmente está recluido en el penal de Mil Cumbres.

Uriel Chávez Mendoza, alcalde de Apatzingán fue separado de su cargo el 15 de abril, luego de ser arrestado por la PGR por sus presuntos vínculos con la delincuencia organizada.

Cuatro días después, un juez dictó el auto de formal prisión al encontrarlo culpable de extorsionar a regidores de su municipio para dar una cuota mensual a 'Los Caballeros Templarios'. Después de la orden judicial, fue consignado al penal de Mil Cumbres.

La Procuraduría General de Justicia del Estado ordenó la captura de Noé Octavio Aburto Inclán, alcalde de Tacámbaro el 15 de abril, por el delito de peculado. Se comprobó que utilizó maquinaria pesada con un valor de 2 millones de pesos para su beneficio.

Aunque un juez le dictó formal prisión, el alcalde panista se amparó para poder seguir su proceso en libertad y pagó una fianza cuyo monto se desconoce. El 4 de mayo, pidió una licencia de 60 días para continuar con proceso penal.