• Regístrate
Estás leyendo: Al MP le faltó contrastar evidencias, dice Beristain
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 23:09 Hoy

Al MP le faltó contrastar evidencias, dice Beristain

El GIEI no vino a México para descalificar el trabajo de la Procuraduría General de la República en la investigación del caso Iguala, explica.

Publicidad
Publicidad

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) no vino a México para descalificar el trabajo de la Procuraduría General de la República (PGR) en la investigación del caso Iguala, pero detectó que faltaba contrastar evidencias para saber qué ocurrió entre el 26 y 27 de octubre de 2014, en la mencionada comunidad guerrerense.

Carlos Beristain, quien es uno de los cinco expertos del GIEI que coadyuvaron con la PGR durante un año y un mes, dijo que durante la estancia del grupo se evaluó evidencia y declaraciones que son fundamentales para poderse acercar y saber qué ocurrió con los 43 normalistas de Ayotzinapa que hasta hoy permanecen desaparecidos.

En entrevista con Carlos Marín, en el programa El asalto a la razón, que ayer comenzó a transmitir la primera de tres partes de la charla, el experto comentó que cuando ellos llegaron a México y tuvieron acceso al expediente, detectaron que existía evidencia que faltaba por ser contrastada.

“Nosotros primero evaluamos la evidencia y las declaraciones en que se basa eso (la investigación) y leímos las declaraciones de los detenidos, de Guerreros Unidos, que señalan haber participado en eso (en el asesinato y quema de cuerpos de los estudiantes el 26 y 27 de septiembre).

“…un problema que hemos visto a partir del expediente es que hay mucha información, muchísima información, pero a su vez hay poco contraste de la información, y uno tiene que contrastar, como lo hace un periodista, que tiene que contrastar las fuentes… hay contradicciones evidentes (por parte de los detenidos)…

“Uno tiene que contrastar para saber cuál es el grado verosimilitud, cuál es el grado de certeza que tiene, dónde están los posibles sesgos… hay personas (sicarios de Guerreros Unidos) que declararon que 15 detenidos (normalistas) venían muertos; otros declaran que todos estaban vivos. No es un detalle menor”, mencionó Beristain.

En la averiguación previa del caso Iguala, abundó el integrante del GIEI, también hay señalamientos de que algunos estudiantes fueron asesinados en la parte alta del basurero municipal de Cocula, el cual tiene una altura de 30 metros; mientras que otros afirmaron que arrojaron a los estudiantes al tiradero.

Esas versiones, apuntó, son cosas que deben ser explicadas, pues las declaraciones de los presuntos delincuentes se contradicen.

Cuestionado porqué el GIEI descalificó categóricamente el último estudio de la dinámica del fuego, realizado por un grupo colegiado conformado por seis personas, cuando fue el mismo Grupo Interdisciplinario quien propuso a tres de esos expertos, Carlos Beristaín respondió:

“Primero, nosotros buscamos pruebas científicas, para ver si hay elementos de lo que se señala ocurrió (que quemaron a los estudiantes en el tiradero municipal); nosotros solicitamos un (primer) peritaje (al peruano José Luis Torero)…”, en el que se descartó la hipótesis de la quema de cuerpos en Cocula.

Sin embargo, en el último informe entregado por el grupo colegiado, afirmó Beristain, el GIEI no conoció un informe científico, sino que solo pudo saber sobre un informe preliminar que dio a conocer el representante del grupo colegiado, Ricardo Damián Torres.

“Si van hacer un informe científico, nosotros necesitamos saber dónde están los cálculos, dónde está el análisis, dónde están las conclusiones. No necesitamos ver solamente una conclusión preliminar de algo que no se sostiene en la práctica con los datos que se mencionan”.

Y añadió: “Nosotros dijimos (en el primer informe del GIEI) que 43 cuerpos, en las 16 horas, en las condiciones a cielo abierta en (el basurero de) Cocula, no sucedieron, eso es lo que nosotros dijimos en nuestro informe y eso lo seguimos manteniendo”, enfatizó.

Beristain aseveró que en este segundo mandato del GIEI, de seis meses, la PGR los obstaculizó con algunas peticiones, las cuales se empezaron a desahogar la dependencia federal la semana pasada, cuando ya ni siquiera hay tiempo para poder analizar la documentación que solicitaron.

El GIEI termina su encargo en México, el próximo 30 de abril.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.