Joven de 22 años muere ahogado en río Valles

Lo que parecía un plan de sano esparcimiento enlutó a una familia, luego de que la fuerte corriente del afluente atrapará a Juan.
Joven muere ahogado en río
Joven muere ahogado en río (Imelda Torres)

Ciudad Valles

Ana María sostenía la ropa de Juan y la rosa que horas antes le había regalado. Apenas unos minutos antes estaban carcajeando, divirtiéndose como cualquier pareja de novios, pero ahora su semblante tornaba diferente.

Estaba cubierto de la cara con una playera y por más que le llamaba por su nombre él ya no respondía.

El joven de 22 años murió ahogado al ser arrastrado por la corriente del río Valles, ante la mirada de su novia y de algunos familiares que llegaron tiempo para disfrutar del sano esparcimiento del lugar.

Eran unos minutos después de las 16:30 horas de este viernes cuando en la comandancia de Bomberos recibieron el reporte de que cerca del puente de la colonia Juárez un joven estaba desaparecido después de aventarse al agua, por lo que de inmediato alistaron el equipo de rescate acuático y se trasladaron al punto - el parque Colosio y paseo Bicentenario - a unos pasos de la plaza principal.

Al lugar llegaron también agentes de la Policía Municipal, Estatal, Protección Civil y paramédicos de la Cruz Roja, y para entonces ya había varios hombres dentro del agua, vecinos de la colonia aledaña y paseantes, con la esperanza de encontrar con vida al joven.

Ana María, entre sollozos y angustia explicaba cómo habían ocurrido los hechos, citió que llegaron al lugar y caminaron por el Andador Bicentenario, se sentaron a orilla del río, pero el calor motivó a su acompañante a meterse al agua, por lo que anduvo nadando unos minutos.

El nivel del agua ha subido por las últimas lluvias, el color es turbio y en algunas áreas es evidente que la corriente es fuerte y como se sabe, la superficie se puede ver más tranquila pero abajo la fuerza es mayor.

Al parecer una de esas corrientes empezó a jalar a Juan, quien empezó a desesperarse porque no podía nadar y salir a flote, por lo que como pudo gritó a Juana que pidiera ayuda.

Ella corrió al área donde había más gente, y pidió a unos comerciantes la auxiliaran. Optaron por llamar al sistema de emergencias. "No se aventó, andaba nadando", decía la muchacha a los uniformados, mientras caminaba de un lugar a otro y veía incesantemente el agua, como esperando que de pronto Juan alzara alguna mano.

Después de poco más de una hora de búsqueda el cuerpo fue encontrado por los mismos civiles.

Juan Castro Hernández, de 22 años ya estaba rígido y sin vida. Fue revisado por los paramédicos pero ya no había nada qué hacer, ya había pasado suficiente tiempo y tragó demasiada agua que le provocó la muerte.

Los policías siguieron el protocolo correspondiente y después, ante la mirada atónita de chicos y grandes que también se recreaban en el lugar, el cuerpo de Juan fue subido a una unidad oficial y llevado a la Subprocuraduría para la necropsia que exige la ley. Su novia aún no lo podía creer.