PF denunciará a maestros por agresiones durante desalojo

El presunto integrante de la CETEG que embistió a policías federales durante el bloqueo en el boulevard de Las Naciones será acusado de tentativa de homicidio.

Ciudad de México

La Policía Federal interpondrá una denuncia penal por tentativa de homicidio y lo que resulte contra el conductor del autobús y presunto maestro de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) que embistió a un grupo de elementos antimotines de la corporación.

Así lo informaron autoridades del gabinete de seguridad nacional, que señalaron que como resultado de la agresión hay siete federales lesionados, quienes fueron hospitalizados y cuyo estado de salud está siendo valorado.

De acuerdo con funcionarios, antes de las 20:00 horas elementos de la PF resguardaban el Bulevar de las Naciones que era ocupado por los maestros que mantenían bloqueados los accesos al aeropuerto de Acapulco.

Después de dialogar con los inconformes, a quienes no pudieron convencer de liberar la vialidad, la Gendarmería abrió un corredor para apoyar a turistas y usuarios del aeropuerto.

Sin embargo, uno de los manifestantes arremetió contra el grupo antimotines a bordo de un autobús y fue detenido.

Lejos de tranquilizarse, los integrantes de la Ceteg escalaron su agresividad y dañaron al menos 20 vehículos que se encontraban en la zona.

La PF encapsuló a entre 30 y 50 maestros que no están en calidad de detenidos, pero de quienes se analiza si son remitidos ante alguna autoridad y se les fincan cargos.

Los elementos federales contabilizaron un grupo aproximado de 4 mil 500 integrantes de la CETEG y del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) que se manifestaron en el puerto de Acapulco desplazándose por el Boulevard de las Naciones con la intención de tomar el Aeropuerto Internacional.

El bloqueo que inició a la una de la tarde frente al Forum Mundo Imperial, dificultó el acceso y salida de habitantes del puerto, así como de turistas, afirmó la Policía Federal y por ello, los elementos federales facilitaron el traslado de los viajeros que utilizaban el aeropuerto, a fin de que la actividad turística no se viera afectada.