Aficionados detenidos podrían alcanzar 15 años de prisión

Durante el encuentro deportivo entre el equipo de Rayados y León ocho personas fueron detenidas por agredir a elementos de Fuerza Civil en el interior del estadio.
Debido a la anotación del equipo contrario los fanáticos comenzaron a realizar actos violentos.
Debido a la anotación del equipo contrario los fanáticos comenzaron a realizar actos violentos. (Edgar Montelongo)

Monterrey

Una riña entre integrantes de la porra de los Rayados y elementos de Fuerza Civil dejó como saldo ocho personas detenidas y dos lesionados.

Los ataques contra los uniformados ocurrieron en los últimos 10 minutos del partido.

Debido a la anotación del equipo contrario los fanáticos comenzaron una pelea, llamando la atención de los policías encargados de la vigilancia en la zona sur del recinto deportivo.

Posteriormente, los aficionados trataron de hacer que los elementos de Fuerza Civil salieran del área de la porra, por lo que los policías respondieron el ataque tratando de retomar el orden.

Ante esto, ocho personas fueron detenidas bajo los delitos de atentado contra la autoridad, lesiones, daños y actitud anti deportiva.

Los aficionados podrían pasar varios años de cárcel, e incluso pagar multas costosas, de acuerdo a lo que marca en al Código Penal del Estado de Nuevo León en el artículo 191, donde habla sobre los delitos cometidos contra la autoridad.

Los detenidos son identificados como los agresores de un policía de Fuerza Civil, quien resultó con una herida en la cabeza.

De acuerdo a lo que marcan las leyes del Estado, pueden pasar de ocho a 15 años de prisión por este delito, o bien, pagar una multa de 150 a 450 cuotas.

Asimismo, el artículo 331 trata sobre la violencia en espectáculos deportivos, delito penado con uno a cuatro años de prisión, o una multa de 10 a 80 cuotas, así como la prohibición a ingresar al estadio por un tiempo de seis meses a cuatro años.

Las personas están a disposición del agente del Ministerio Público desde ayer.

Hasta el momento se desconocen las edades de los detenidos.

Será durante las próximas horas cuando la autoridad determine las sanciones de los aficionados.

Una situación similar se presentó el pasado 1 de febrero durante el Clásico 102, cuando un aficionado de Tigres fue agredido por la porra de Rayados, dejándole lesiones considerables en las cervicales, fractura de nariz, golpes en la cabeza y pómulos.

Cabe destacar que previo al encuentro deportivo que se llevó a cabo ayer en el estadio Tecnológico, la Policía de Monterrey detuvo a cinco aficionados más por faltas administrativas, los cuales fueron trasladados al Parque Alamey.