Niños de 3 escuelas se plantan en Pánuco; alcalde no sale

Más de 300 personas entre niños de pre-escolar, primaria, maestros y padres de familia se manifiestan por enésima ocasión al ser víctimas de robo por décima cuarta ocasión consecutiva
Manifestación en Pánuco
Manifestación en Pánuco (Aristeo Abundis)

Pánuco

Cientos de personas salieron a las calles de la ciudad de Pánuco esta mañana de martes portando pancartas alusivas a reclamos por inseguridad, a la falta de atención del presidente municipal Ricardo García Escalante lanzando consignas exigiendo la presencia del munícipe que sin embargo no acudió a recibirlos dada su ausencia desde hace varios días según les informaron a las afueras del palacio municipal.

Los directores de las escuelas primaria Francisco I Madero, y los jardines de niños Antonio Márquez Cortés y Francisco Gabilondo Soler, Francisco Guzmán, Lucía Enríquez y Margarita Cerón respectivamente, recordaron que es la segunda manifestación pública que realiza pero es la ocasión número 14 en que son víctimas de robo en sus instalaciones y además han informado de esta situación por lo menos en 10 ocasiones a las autoridades municipales y aunque en ningún momento los ha recibido el propio alcalde a través de sus subordinados se han comprometido a enviar vigilancia.

Señalan que la gota que derramo el vaso de su paciencia es que en la última reunión con allegados del alcalde se les prometió vigilancia permanente y este lunes al llegar a las instalaciones educativas se percataron de un nuevo robo en las tres instituciones que son contiguas al grado de que se llevaron todos los objetos de valor incluyendo los refrescos y papelería.

Los manifestantes como en la ocasión anterior fueron recibidos por el secretario particular del alcalde Alfredo Aparicio a quién sin embargo una comisión de padres y maestros le informó que requerían la presencia específica del presidente municipal en tanto afuera cientos de niños y padres clamaban a grito abierto su petición de seguridad pública, de vigilancia y de cese a las actividades delictivas en contra al patrimonio de las escuelas y de los propios padres de familia.

Los manifestantes señalaron que en las 14 ocasiones visitados por los amante de lo ajeno han tenido que cooperar para recuperar lo robado pero ya están cansados de aportar prácticamente dos veces al mes por concepto de saqueo a sus escuelas.