• Regístrate
Estás leyendo: Acusan a las redes sociales de crear psicosis
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 19:49 Hoy

Acusan a las redes sociales de crear psicosis

El alcalde de Torreón, Miguel Riquelme, pidió a la ciudadanía no fiarse de todo lo que ve en internet, en referencia a la supuesta privación ilegal de mujeres al oriente de la ciudad.

Publicidad
Publicidad

Llaman a la ciudadanía para no dejarse llevar por los contenidos en redes sociales ya que pueden generar psicosis sin fundamento, señala el alcalde de Torreón, Miguel Ángel Riquelme Solís.

Al referirse a la información que se comparte con relación a la supuesta privación ilegal de mujeres, ya que ninguna corporación policiaca tiene una denuncia al respecto.

Es precisamente en redes sociales donde aparecen algunos mensajes tras el hashtag #denuncia y #torreón. Se trata de una aparente denuncia de hechos de intentos de privación ilegal de la libertad de mujeres en el oriente. Unos describen que se trata de dos personas a bordo de una camioneta blanca con logotipos de Pemex.[OBJECT]

Sobre el tema, el pasado 24 de marzo, delegado de la Procuraduría General de Justicia del Estado Región Laguna I, Gerardo Márquez Guevara, señaló que no existen denuncias relacionadas a la privación ilegal de mujeres.

Invita a la ciudadanía afectada acercarse directamente a su oficina y reportarle de una manera anónima los hechos para iniciar indagatorias.

"Totalmente falso. Hago un llamado a la ciudadanía para que no se deje llevar por todo el contenido de las redes sociales o de Whatsapp".

"Es muy fácil hoy en día que se contamine la sociedad de cosas que no ocurrieron y que a veces son incidentes mínimos o en ocasiones ni siquiera a ese grado llegan. Son inventos. No hay absolutamente nada de denuncias. Si empieza la gente a distribuir el mensaje y compartirlo esto hace que la ciudadanía lo de por cierto", señaló.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.