Piden protección familiares de activistas asesinados en Chiapas

Romeo Montejo afirmó que su familia es amenazada por el grupo armado "Los Diablos", quienes mataron a su papá el 19 de diciembre en Pueblo Nuevo.

Ciudad de México

Familiares de los activistas sociales Armando Montejo López y Celestino Montejo Díaz, ejecutados por el grupo armado autodenominado "Los Diablos" en Pueblo Nuevo, Chiapas, pidieron protección al gobierno federal por las constantes amenazas recibidas por parte de esta asociación delictiva.

Romeo Montejo afirmó temer por su seguridad y la de su familia después de que el 19 de diciembre alrededor de 15 personas, entre ellas su padre, fueron asesinadas a sangre fría en la comunidad de Pueblo Nuevo.

"Desde que mataron a mi papá no pude regresar a mi colonia... pido al presidente Peña Nieto protección para mi familia que sigue amenazada de las bandas que agredieron a matar a mi papá", señaló.

Según la declaración del gobierno de Chiapas, la protección no se les ha querido brindar debido a que estas personas no se dedican a la protección de los derechos humanos.

El Movimiento Campesino Nacional Independiente acusó al secretario de gobierno de Chiapas, Eduardo Ramírez Aguilar, de ser cómplice y de brindar protección a este grupo armado.

"Nosotros vemos que es el secretario de gobierno de Chiapas que sigue sosteniendo y auspiciando este tipo de grupos de corte paramilitar en la capital del estado. Pensamos también que estas acciones buscan generar desconfianza y acusarnos de que provocamos este tipo de acciones", aseguró Alberto Galindo García, miembro de la Comisión Ejecutiva de la CNPA.