Destacan Ecovía y urbanos... por choques y muertes

Durante noviembre el servicio de transporte público se vio involucrado en distintos accidentes viales de alto impacto.
Más de tres máquinas de Bomberos del Estado acudieron para sofocar el incendio.
El 4 de noviembre una unidad de la ruta Canteras se incendió mientras estaba en servicio. (Yadith Valdez)

Monterrey

Justo cuando se habla sobre un aumento en las tarifas al transporte público en Nuevo León, las unidades de este servicio causaron cuatro muertes y dejaron decenas de lesionados en al menos diez accidentes viales de alto impacto en noviembre.

Dos de las víctimas mortales perecieron a causa de la irresponsabilidad al volante de choferes de Ecovía, mientras que los otros dos occisos murieron por culpa de un cafre de la Ruta 223 y, de otro de la Ruta 73 Tierra Propia.

De acuerdo al recuento de MILENIO Monterrey sobre las muertes en accidentes viales en Nuevo León, en el mes de noviembre se tuvo información de 25 decesos.

Más de la mitad de las víctimas, 13 de ellas, murieron a causa de un atropello, siendo en un solo caso tres muertes.

El hecho sucedió en la colonia Ferrocarrilera, en la avenida Bernardo Reyes y José Martínez Campos, en el lugar una dama y su cuñado perdieron la vida de forma inmediata, mientras que el esposo de la mujer murió en el hospital al día siguiente; el culpable huyó del sitio de los hechos y sigue prófugo.

En lo que respecta a los accidentes viales en que se vieron involucradas unidades del transporte público, desde el primer día del mes se hizo presente la muerte en ellos, al perder la vida José Rodríguez Morales, de 22 años, luego de ser arrollado por una camión de la Ecovía en la colonia Villa San Miguel, en el municipio de Guadalupe.

Dos días después, en el cruce de la avenida Juárez y Espinosa, en el centro de Monterrey, un hombre de la tercera edad pereció luego de ser atropellado por una unidad de la Ruta 223; el chofer relató que no se dio cuenta de lo sucedido.

El 19 de noviembre una persona más perdió la vida a causa, ahora, del exceso de velocidad con el que circulaba un camión de pasajeros de la Ruta 73 Tierra Propia.

El viaje desenfrenado que llevaba el presunto responsable, identificado como Javier González Ávila, terminó en las calles de Colón y Amado Nervo, en el primer cuadro de la ciudad, donde aplastó y causó la muerte a un hombre de entre 60 y 65 años de edad.

Al día siguiente, el 20 de noviembre, de nueva cuenta la Ecovía ocupó el centro de atención de estos accidentes, luego que un chofer de este tipo de transporte diera una vuelta prohibida para ingresar a los talleres, en la colonia Lomas del Pedregal, en Apodaca, y se estrellara contra él un auto compacto, muriendo en el lugar de los hechos el copiloto del pequeño vehículo.

Además de los lamentables hechos que cobraron la vida de cuatro individuos, los camiones de rutas urbanas fueron centro de noticia luego de que, por ejemplo, uno de ellos, se estrellara contra una carpintería y dejara a seis personas lesionadas, en el cruce de Arteaga y Julián Villarreal.

El 4 de noviembre una unidad de la ruta Canteras se incendió mientras estaba en servicio, ahí 20 usuarios lograron ponerse a salvo.

En otro caso, un camión de la citada ruta derrapó, volcó y terminó dentro de un desagüe.

Un día después, en un choque entre camiones de la Ruta 330 y la 131, esto en el cruce de Doctor Coss y Arteaga, 6 mujeres resultaron heridas.

Finalmente, nueve personas más resultaron lesionadas a causa de un accidente de transporte público luego de que en el municipio de Escobedo, una unidad de la Ruta 317 se estrellara contra la parte trasera de un tráiler.

FSAD