Por abigeatos caen hijo y nieto de alcalde veracruzano

Los presuntos familiares del alcalde de El Higo Evencio de la Garza, fueron detenidos cuando destazaban un becerro en San Vicente Tancuayalab.
Los detenidos y presuntos familiares de un alcalde veracruzano.
Los detenidos y presuntos familiares de un alcalde veracruzano. (Imelda Torres)

Ciudad Valles/ El Higo

Dos hombres, supuestamente nieto e hijo del alcalde de El Higo, Veracruz, Evencio de la Garza Rivera, fueron detenidos cuando robaban vacas en San Vicente Tancuayalab, un municipio potosino pegado a esa localidad. Intentaron huir pero los policías les dieron alcance.

Fueron elementos de Seguridad Pública del Estado en coordinación con la Policía Municipal de San Vicente Tancuayalab que realizaron la detención durante un recorrido de seguridad y vigilancia a la altura del lugar conocido como El Cañón del Gato, ubicado sobre la carretera estatal San Vicente - El Higo, Veracruz, a un costado de un camino de terracería.

Los uniformados vieron que una camioneta estaba estacionada, y cuyos tripulantes al percatarse de la presencia policial emprendieron la huida a bordo de un vehículo, dejando muerto en el lugar un becerro de aproximadamente 250 kilogramos.

TE RECOMENDAMOS: Familia se salva de morir en volcadura en Altamira

Revisaron al animal y se dieron cuenta que tenía la marca del fierro de lo que parece ser una doble A empalmada.

Los hombres corrieron entre un cañaveral pero pudieron ser alcanzados, identificándose después como Jorge Luis de la Garza González de 26 años y Julio César de la Garza Chávez, de 44 años, con domicilio en la Zona Centro y la colonia Fernando Gutiérrez Barrios, en El Higo.

Se les aseguró un machete con cacha de plástico color negro, y quedaron a disposición del Ministerio Público del Fuero Común, mientras que el semoviente quedó bajo resguardo en las instalaciones de la Comandancia de Región de la Policía Estatal en Ciudad Valles.

El dueño del semoviente fue identificado como Pedro Pablo, con domicilio en Ciudad Valles.

San Vicente es uno de los municipios donde el delito de abigeato no cesa, y ganaderos admiten que los delincuentes generalmente son del norte de Veracruz, que incluso cruzan por el río los semovientes.

JACM