• Regístrate
Estás leyendo: Abaten marinos a siete sicarios en Tamaulipas
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 18:15 Hoy

Abaten marinos a siete sicarios en Tamaulipas

Repelen agresiones en Valle Hermoso y Nueva Ciudad Guerrero, en límites con Nuevo León; entre los pistoleros se encuentra un sujeto originario de Cuba; decomisan armas y granadas.

Publicidad
Publicidad

La ola de violencia en Tamaulipas no cesa: una vez más, efectivos de la Secretaría de Marina y de la Policía Estatal fueron agredidos por integrantes del cártel del Golfo, ahora en los municipios de Nueva Ciudad Guerrero y Valle Hermoso, incidentes que dejaron un saldo de nueve delincuentes muertos, entre ellos, uno originario de Cuba.

El primer caso ocurrió el pasado sábado en Nueva Ciudad Guerrero, cuando el personal naval fue agredido por sicarios que operan en la región de La Ribereña. Los marinos repelieron el ataque y abatieron a siete de los pistoleros.

De acuerdo con información del Grupo de Coordinación Tamaulipas, la ofensiva contra el personal de la Semar ocurrió en el kilómetro 15 de la carretera Nueva Ciudad Guerrero-Tamaulipas, en los límites del municipio de Parás, Nuevo León, cuando realizaban reconocimientos terrestres.

Al llegar a ese lugar, los marinos fueron recibidos a balazos por los delincuentes que se desplazaban en varios vehículos, motivo por el cual repelieron el ataque.

En una brecha que se localiza a unos tres kilómetros del punto donde comenzó la agresión, quedaron los cuerpos sin vida de siete de los agresores, dos de los cuales fueron identificados como Miguel Ángel López Zárate, originario de Sinaloa, así como José Luis Luna Garza, nativo de Parás, Nuevo León.

El resto de los delincuentes logró escapar entre el monte, dejando abandonadas varias armas largas abastecidas con sus respectivos cargadores, así como otros objetos.

El otro ataque ocurrió en los primeros minutos de ayer, en Valle Hermoso, cuando policías estatales de Fuerza Tamaulipas fueron baleados por delincuentes armados; al repeler la agresión, los uniformados lograron abatir a dos sicarios.

Los agresores que perdieron la vida fueron identificados como Alexis Parajón Hernández, de 45 años de edad y originario de Cuba, así como Alfredo Olvera Mendoza, de 26 años y nativo de Matamoros.

El incidente ocurró en la Calle 13, entre Adolfo López Mateos e Hidalgo, colonia Hidalgo. Los atacantes se desplazaban en una camioneta Grand Cherokee gris, cuatro puertas, modelo 2008, quienes al percatarse de la presencia de los policías estatales, comenzaron a disparar.

Caen tres

Fuerzas federales desarticularon una célula del cártel de Jalisco Nueva Generación que se enfrentó a balazos contra un grupo de élite de la Policía Federal en las inmediaciones del poblado Las Palmas, Puerto Vallarta, Jalisco, incidente que dejó tres delincuentes detenidos y el aseguramiento de un arsenal.

Elizabeth Hernández Hernández, titular de la Unidad Especializada en Delitos Contra la Salud de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, dijo que la confrontación ocurrió cuando las fuerzas federales localizaron un campamento con personas fuertemente armadas.

"Al verse superados en número y ante la eficacia de la estrategia implementada, los agresores se dieron a la fuga, lo que culminó con la detención de tres de ellos, portando cada uno un arma larga, dos de las cuales contaban con lanzagranadas calibre .40mm", explicó.

Acompañado de Damián Canales, jefe de Inteligencia de la Policía Federal, la fiscal relató que en el campamento las fuerzas federales aseguraron seis armas largas, dos cortas, tres lanzacohetes RPG, tres calibre .50 Barret, 40 granadas .40mm, 15 granadas para cohete RPG, siete granadas de mano, 88 cargadores de diversos calibre, 2 mil 294 cartuchos de diversos calibres.

Los detenidos fueron internados en el penal federal de Huimanguillo, Tabasco.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.