Mujer guardaba feto en el refrigerador de su abuela

Yesenia es buscada por las autoridades del sur de Tamaulipas, luego de descubrirse que vendió a su hijo de 1 año; al parecer los restos son de un bebé que abortó.
Elementos Periciales acudieron a investigar el hecho.
Elementos Periciales acudieron a investigar el hecho. (Noel Vergara)

Tampico

El caso de Yesenia la mujer que vendió por 30 mil pesos a su hijo de un año en Tampico, dio otro oscuro giro; su padre al ir a buscarla a la vivienda de su abuela, donde se escondía, la anciana le entregó un bulto que la muchacha guardaba en el refrigerador desde hace un año y que estaba prohibido abrir: se trataba de la osamenta de un bebé que presuntamente abortó; mientras tanto ella se encuentra huyendo y no se sabe nada de 'Angelito'.

Después de que ninguna autoridad le hizo caso, Macario Santiago realizó las propias tareas de un policía investigador y él mismo comenzó a buscar a su hija.

Fue uno de sus familiares quien le dijo que Yesenia se encontraba escondida en la casa de su abuela, esto en la calle Francisco Villa de la colonia López Portillo.

Acompañado de su pareja, cerca de las 21:00 horas se trasladó hasta el lugar donde fue recibido por doña Graciela Morales Rosas, la abuela de Yesenia.

La mujer le dijo que la muchacha desde la mañana tras ver la publicación en los medios, se había salido de la casa sin decir a donde, pero también en esos momentos le entregó un bulto de tela color negro.

"Doña Graciela me dijo que en la noche se le había olvidado conectar el refrigerador, por eso se descongeló el bulto que Yesenia desde hace varios meses tenía en el congelador y que a todos les tenía prohibido que abrieran", dijo el trabajador.

Al descongelarse el bulto enseguida comenzó a percibirse un olor a putrefacto, fue en ese momento en que la señora lo abrió y se llevó la terrible sorpresa.

Se trataba de un short negro que en el interior tenía lo que se presume es la osamenta de un bebé que Yesenia abortó el año pasado, pero que anteriormente lo tenía enterrado en una maceta, la cual cargaba consigo para todos lados.

Este descubrimiento aterró a todos los presentes por lo que vía telefónica reportaron a la línea de Emergencias 066, a pesar de la infinidad de preguntas y la mala atención de la radio operadora.

Los primeros en llegar fueron elementos de la Policía Estatal quienes examinaron los presuntos restos humanos, posteriormente fue requerida la presencia del Agente del Ministerio Publico especializado en delitos sexuales.

Personal de Servicios Periciales se encargó del levantamiento y el traslado al Semefo mientras que los Policías Estales se avocaron a la búsqueda de Yesenia quien aún se encuentra prófuga y de 'Angelito', el bebé que fue vendido, no se sabe nada.