'El Wicked' no murió de un infarto; fue ahorcado

El compañero de celda de José Enrique Jiménez lo asesinó en venganza por haberlo delatado; se le formularán nuevos cargos.
El 24 de abril de 2013, ‘El Wicked’, contó la historia de su vida.
(Juan José García Amaro)

Chihuahua

Luego de sepultar la versión del infarto fulminante como causa de la muerte de José Enrique Jiménez Zavala, El Wicked, el fiscal para la investigación y persecución del delito zona centro, Sergio Almaraz Ortiz, sostuvo que el autor material del asesinato de la activista Marisela Escobedo Ortiz fue estrangulado en su celda por “venganza”.

“En la necropsia practicada al cadáver de Jiménez Zavala se establece que la causa de muerte fue por estrangulamiento. Ya se tiene identificado y confeso al responsable del homicidio: el móvil fue por venganza”, precisó el funcionario.

Durante una rueda de prensa, en la que Almaraz Ortiz fue acompañado por el coordinador del Semefo, Mauro Bernal, se añadió que después de realizar diversas radiografías y tomografías el cadáver presentaba: edema y congestión cerebral con infiltrado hemorrágico en base de cráneo, compresión de bulbo y médula espinal por fractura luxación de foramen-C1-C2 (primeras vértebras del cuello) y edema pulmonar de lado derecho con zonas de equimosis, así como infiltrado hemorrágico superficial testículo derecho.

El galeno dejó claro que una vez que se practica la necropsia al cadáver, el resultado establece que se le luxó la vértebra que comprimió la médula y el bulbo raquídeo, cuya lesión fue la que provocó la pérdida de la vida a El Wicked.

Tras lo anterior, el fiscal identificó plenamente al presunto homicida, siendo el compañero de celda de la víctima, quien responde al nombre de Jaime Noel Cuevas Baeza, de 35 años y originario de Ciudad Juárez, Chihuahua.

Señaló que Cuevas se encuentra interno desde 2012 en el Cereso de Aquiles Serdán por los delitos de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y homicidio calificado, por la masacre ocurrida el 20 de abril de 2012 en el bar El Colorado, donde murieron dos reporteros y 14 civiles. Este multihomicidio fue coordinado por El Wicked.

En su declaración, Cuevas manifestó, según el fiscal, que encontrándose en su celda el pasado 30 de diciembre de 2014, tuvo una diferencia con El Wicked, y al recordar que él lo delató por los hechos que es procesado, “se molestó más y cuando vio distraído a Jiménez le dio una patada en los testículos, luego El Wicked cayó arrodillado y fue en ese momento cuando lo empezó a estrangular y a girarle la cabeza hacia los lados con toda su fuerza.

“Después se escucharon pasos del personal de custodia, y al acercarse el vigilante le dijo que Jiménez se estaba convulsionando, inmediatamente los custodios auxiliaron a El Wicked y lo trasladaron al hospital del Cereso, minutos más tarde refiere que tuvo conocimiento que Jiménez había fallecido”, indicó el fiscal.

Por último, se informó que Cuevas está plenamente confeso y en los próximos días se le formulará la imputación por el delito de homicidio calificado cometido en perjuicio de José Enrique Jiménez Zavala.

El pasado miércoles, la Fiscalía de Ejecución de Penas y Medidas Judiciales informó en un comunicado que el interno, “José Enrique Jiménez Zavala, falleció a las 21:30 horas de un infarto fulminante”, lo cual fue desmentido ayer.