Jóvenes en estado de ebriedad se vuelcan en vehículo

Jorge Ismael Adame, de 23 años y Alberto Martínez Loza de 18, se accidentaron a la altura de ejido Panamá, en San Pedro, Coahuila, al tomar una curva en exceso de velocidad se salieron del camino.
El vehículo quedó totalmente destruido de su carrocería.
El vehículo quedó totalmente destruido de su carrocería. (Milenio Digital)

San Pedro Coahuila

Dos jóvenes que tripulaban una camioneta Chevrolet, en color negro con amarillo, de modelo 1995 y sin placas de circulación, al tomar la curva que se ubica a la altura del ejido Panamá, municipio de San Pedro, se salieron del camino hacia su costado derecho, debido al exceso de velocidad.

El vehículo se volcó y terminó fuera de la cinta asfáltica, totalmente destruido de su carrocería.

La Policía Operativa del Estado, tomó conocimiento del accidente, quienes en su reporte dieron a conocer que se registró cerca de las 23:20 horas del día de ayer, en la carretera estatal 62, San Pedro, Tacubaya, justo en el kilómetro 3+200, del tramo San Pedro, Panamá.

Según la versión de los hechos, los dos jóvenes se dirigían al ejido Santa Elena donde se celebraba un baile.

En dicho lugar, los estatales encontraron el vehículo accidentado y a sus tripulantes, los cuales estaban siendo atendidos por los paramédicos de Cruz Roja, quienes acudieron para prestarles los primeros auxilios.

Cabe destacar que a pesar de lo aparatoso del accidente y de ver cómo quedó el vehículo, ambos tripulantes presentaron lesiones que no ponían en riesgo su vida. El conductor dijo llamarse Jorge Ismael Adame Muñoz, de 23 años y vecino de la avenida Morelos, número 588, de la colonia las Rosas, quien presentó traumatismo contuso en el tórax.

Su acompañante respondió al nombre de Alberto Martínez Loza de 18 años y vecino de la avenida Morelos, número 599, de la colonia prolongación las Rosas, quien presentó un esguince cervical. Ambos lesionados fueron trasladados al Hospital General local, donde quedaron en observación médica, pero con estado de salud estable.

Según la versión de los hechos, los dos jóvenes se dirigían al ejido Santa Elena, donde se celebraba un baile, también se dijo que se encontraban en estado de ebriedad, otra de las causas por las que se originó el accidente.

Los estatales llamaron al servicio de grúa para remolcar el vehículo hacia su corralón de seguridad, donde quedó asegurado, mencionándose que serían las autoridades correspondientes las que deslindarían las responsabilidades de los implicados.