IP pide más labor de inteligencia a corporaciones

Eugenio Treviño Rodríguez, presidente de la delegación Torreón de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación, aseguró el objetivo es evitar que la violencia regrese a la región.
La Iniciativa Privada pidió mayor labor de inteligencia a las autoridades en La Laguna.
La Iniciativa Privada pidió mayor labor de inteligencia a las autoridades en La Laguna. (Martín Piña)

Torreón, Coahuila

Empresarios de Torreón, pidieron que tras lo sucedido el fin de semana en el tema de las muertes violentas, exista una mayor coordinación y labores de inteligencia por parte de las corporaciones de seguridad.

"Se veían muchos logros en cuanto a los números, principalmente en homicidios dolosos y vemos que con eso va crecer".

"Lo importante es mantener la coordinación de las policías para abrir más vigilancia y trabajo de inteligencia para poder detener ese tipo de hechos", dijo Eugenio Treviño Rodríguez, presidente de la delegación Torreón de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra).

"Tuvimos una junta la semana pasada en que salieron acuerdos en materia de seguridad, entre ellos el tema de los carros Onappafa".

Indicó que los miembros de la iniciativa privada realizan reuniones periódicas con las autoridades para revisar diversos temas y en la última hubo acuerdos en relación a los autos de procedencia extranjera.

"Nosotros como empresarios trabajamos con el Consejo de Seguridad Municipal y en las juntas de los domingos por la mañana ahí tenemos gente".

Resaltó que hay acciones favorables en ese tema como los retenes aleatorios, sin embargo, existen ocasiones en que pierden su objetivo.

"Los retenes son buenos porque detectan placas colgadas o autos robados, pero el trabajo también es que están multando a gente que alguna vez pagó su tenencia o licencia y ahora por cierta circunstancia económica no han podido".

Refirió que habrá nuevos filtros de revisión, pero más radicales en cuanto a los autos de procedencia extranjera.

Señaló que las revisiones en ese sentido correrán a cargo de los soldados y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para el retiro de esos vehículos.