Empleado de farmacia es golpeado, por acosador

Dentro de la farmacia Guadalajara ubicada en la colonia Villas Universidad, un joven agredió a uno de los trabajadores porque en reiteradas ocasiones, le faltó al respeto a una de sus primas.

Torreón, Coahuila

Un empleado de una farmacia Guadalajara fue golpeado por dos personas, un hombre y una mujer, después de que el trabajador al parecer ofendiera a una jovencita que resultó ser familiar de los agresores.

Tras el incidente, acudieron elementos de la Policía Municipal para detener a los responsables y paramédicos de Cruz Roja para atender las lesiones del empleado.

Fue a las 23:50 horas del jueves cuando se dio el reporte al Sistema Estatal de Emergencias en la colonia Villas Universidad.

Personas que se encontraban en el lugar al momento en que ocurrió todo, lo reportaron como un intento de asalto, pero al entrevistarse con el empleado de la tienda, manifestó que se trató de una riña.

El empleado de la tienda fue atendido por paramédicos de Cruz Roja, pero por fortuna las lesiones que presentaba no ponen en riesgo su vida.

Uno de los agresores, de nombre Eduardo Alberto Samaniego Flores, de 23 años, dijo que se le fue a los golpes debido a que el empleado lo provocó, pues en ocasiones anteriores acosaba a su prima y esa noche no faltaron los piropos que llegaron a incomodar a la joven.

Junto con Eduardo, fueron detenidos Joel Flores Canan, de 18 años y la señora Zaleta Flores, de 41 años, quienes manifestaron que el empleado de quien no se supieron los generales, fue quien comenzó todo y que iban a exigir que revisaran los videos de seguridad para que se dieran cuenta de lo que había sucedido en realidad.

Elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), tomaron conocimiento de los hechos para realizar las diligencias y saber quien fue el responsable del bochornoso momento.

Personas que acudieron en ese momento al lugar a realizar compras, no fueron recibidas por el personal y fueron corridos casi con palabras altisonantes, ya que se mostraban las personas molestas pues no eran atendidos.

Después de saber lo que había ocurrido, varios de esos clientes, en especial mujeres, dijeron sentirse acosadas siempre por el empleado que fue golpeado.